Sociedad

Roban casa de secretario de gobierno en Morelos

El domicilio de Jorge Messeguer Guillén fue saqueado mientras él se encontraba en la inauguración del estadio de futbol Agustín "Coruco" Díaz. 
Jorge Espindola Hernández/corresponsal
28 agosto 2014 18:17 Última actualización 28 agosto 2014 19:28
JORGE MESSEGUER

La casa del secretario de gobierno de Morelos, Jorge Messeguer, fue saqueada este miércoles. (Archivo/Cuartoscuro)

CUERNAVACA.- La inseguridad que afecta al estado no respetó ni al secretario de gobierno, Jorge Messeguer Guillén, luego de que su domicilio fuera saqueado mientras el encargado de la política interna de la entidad se encontraba en la inauguración del estadio de futbol Agustín "Coruco" Díaz, disfrutando del partido entre las escuadras de Zacatepec Siglo XXI y el Guadalajara.

De acuerdo con fuentes extraoficiales, ésta es la segunda vez en poco menos de un año que Messeguer Guillén es víctima de un asalto.

Los delincuentes se llevaron una tableta electrónica y documentos personales. El robo se perpetró el pasado miércoles en la tarde y hasta este jueves se supo que se trataba de la casa del secretario de gobierno.

Elementos de la Comisión Estatal de Seguridad (CES) recibieron el aviso de que la alarma silenciosa de la residencia de Messeguer se había activado, por lo que de inmediato, elementos estatales y municipales acudieron a la calle Xala del poblado de Santa María Ahuacaritlán, al norte de Cuernavaca, para atender el llamado.

Messeguer Guillén llegó a su casa acompañado de personal de Servicios Periciales de la Fiscalía General del Estado, quienes se avocaron a rastrear evidencias periciales que lleven a la policía a dar con los malhechores.

Una vez concluida la labor pericial, el funcionario estatal se trasladó a la Fiscalía para levantar su denuncia.

No es la primera vez que integrantes del gabinete del perredista Graco Ramírez son víctimas de la delincuencia. El año pasado la prensa documentó tres robos a funcionarios estatales.

El 8 de septiembre la camioneta oficial asignada al propio Messeguer Guillén amaneció sin llantas afuera de su domicilio. Casi un mes después sucedió lo mismo a la camioneta del presidente de la Junta Directiva del Congreso, Juan Ángel Flores Bustamante, mientras dormía en la casa de sus suegros.

Y el 8 de octubre le tocó a un vehículo oficial asignado a la oficina del procurador Rodrigo Dorantes Salgado cuando se encontraba en el centro de Cuernavaca.