Sociedad

Aprueba UNAM la creación de dos carreras técnicas

El Consejo Universitario de la UNAM aprobó las dos nuevas opciones técnicas profesionales, Laboratorista Dental e Higienista Oral; las opciones constan de 222 créditos y podrán cubrirse en un periodo de dos años y medio, que abarcan tanto formación básica como clínica.
Rosalía Servín Magaña
23 mayo 2014 11:55 Última actualización 23 mayo 2014 11:56
[Durante el periodo 2013-2017 Rodolfo Zanella buscará promover la colaboración con otras instituciones de la UNAM, del país y del extranjero./Cuartoscuro]

El Consejo Universitario de la UNAM aprobó la creación de dos carreras técnica: Laboratorista Dental e Higienista Oral. (Archivo/Cuartoscuro]

CIUDAD DE MÉXICO. El Consejo Universitario de la UNAM, aprobó la creación de dos opciones técnicas profesionales de la licenciatura de Cirujano Dentista que se imparte en la Facultad de Odontología. Se trata de Laboratorista Dental e Higienista oral, que darán a jóvenes nuevas posibilidades para que acrediten sus estudios universitarios.

Durante la segunda sesión del máximo órgano colegiado de la UNAM, los integrantes votaron a favor de que se impartan estas carreras técnicas, por las que los estudiantes podrán optar en caso de no poder seguir con sus estudios o que por opción vocacional, así lo decidan.

Esto estudios técnicos se conformarán de 222 créditos, los cuales deberán cubrirse en un periodo de dos años y medio, que abarcan tanto formación básica como clínica.

De acuerdo con el rector de la máxima casa de estudios, José Narro Robles, desde hace ya algunos años la legislación universitaria permite esta posibilidad de estudios técnicos, de modo que ahora se abre una opción “para el que lo quiera y requiera”, pueda llevarse no sólo un listado de materias que cursó en sus primeros semestres de licenciatura, sino que reciba un diploma que complemente esta opción en los planes de estudios.

“Ya tenemos un buen rato promoviendo cambios que tienen que ver con un hecho que parte de una realidad --y que algunos consejos técnicos de escuelas y facultades lo han adoptado y en particular las nuevas carreras--, darle opción a los jóvenes que terminan el primer año o sus primeros tres semestres y por distintas razones (a veces académicas, pero con mucha frecuencia de otra naturaleza: familiares y económicas), ya no pueden seguir y van a abandonar sus estudios, para que puedan tener, con la cobertura de algunos créditos, la opción para recibir un reconocimiento a esos estudios”, indicó.

Lo que dejó en claro es que con ello no se busca suprimir la posibilidad de hacer los estudios de licenciatura ni mucho menos, simplemente se está abriendo una opción para el que así lo quiera.

El rector recordó que este tipo de opciones ya sucede con algunos planes de estudio, de modo que cada año se entregan 450 diplomas de esta naturaleza, a los que se suman los 22 mil títulos de licenciatura 700 grados de doctor, los mil 500 de maestría y más de tres mil grados de especialización.

“Se tratan de opciones a las que el estudiante tiene derecho y no hay obligatoriedad. Lo que mueve es el propósito de ofrecerles más posibilidades para que no sólo tengan una lista de materias, sino un diploma que las acredite en un nivel universitario”, concluyó.