Sociedad

Alfredo Beltrán Leyva se declara inocente en EU

El capo mexicano Alfredo Beltrán Leyva, también conocido como "El Mochomo", se declaró inocente ante una corte en Washington. Beltrán Leyva fue extraditado el sábado a Estados Unidos.
AP
17 noviembre 2014 17:43 Última actualización 17 noviembre 2014 19:4
Arturo Beltrán

(AP)

Alfredo Beltran Leyva, uno de los líderes del cártel de los hermanos Beltrán Leyva, se declaró inocente el lunes ante una corte federal de Washington. El individuo de 43 años permanece retenido sin fianza y tendrá el viernes su audición de detención

Autoridades mexicanas y estadounidenses dicen que el cártel de los Beltrán Leyva envió a Estados Unidos y Europa toneladas de cocaína, mariguana, heroína y metanfetaminas, y que Alfredo encabezaba la organización con sus hermanos.

Beltrán Leyva fue extraditado el sábado de México Estados Unidos y tuvo su primera comparecencia ante el magistrado Alan Key. El detenido solicitó declararse inocente mediante su abogado designado por la corte.

En la acusación de un cargo, se afirma que Alfredo Beltrán Leyva se confabuló para enviar a Estados Unidos más de cinco kilogramos de cocaína, casi 50 kilos de metanfetaminas, poco menos de 10 kilos de heroína y 907 kilos de mariguana.

Cuando se le arrestó en 2008 era, supuestamente, uno de los principales lugartenientes del cártel de Sinaloa, dirigía sicarios y organizaba envíos de drogas a Estados Unidos.

Con la división de ese cártel, una parte abandonó Sinaloa y se estableció en Acapulco y el sur de la Ciudad de México, aunque conservaron algunas rutas de tráfico de drogas en el oeste del país.
La supuesta participación de Leyva en la confabulación comenzó en el 2000 y continuó hasta su acusación en el 2012.

Para finales de 2009, la organización empezó a perder fuerza cuando Arturo Beltrán Leyva, hermano y sustituto de Alfredo, fue muerto a tiros por soldados de la Marina. Carlos Beltrán Leyva fue detenido dos semanas después.

Héctor, otro de los hermanos, fue arrestado en octubre en San Miguel de Allende, Guanajuato.

Con la caída de la cúpula de los Beltrán Leyva, este cártel se atomizó en varios grupos que están establecidos en el centro y sur del país, incluidos los estados de Morelos y Guerrero.