Sociedad

Alerta ante Amanda, primera tormenta tropical en el Pacífico

Amanda se encuentra a 980 kilómetros al suroeste de Punta San Telmo, Michoacán, y a mil kilómetros al sur-suroeste de Manzanillo, Colima, con desplazamiento hacia el oeste-noroeste; autoridades llaman a la población a estar atenta a los avisos y alertas de protección civil.
Miriam de Regil
23 mayo 2014 11:32 Última actualización 23 mayo 2014 11:46
Amanda

Amanda es la primera tormenta tropical de la temporada de huracanes en el Pacífico. (Foto: SMN Conagua)

CIUDAD DE MÉXICO. Esta mañana la depresión tropical 1-E evolucionó a tormenta tropical y se convirtió en el primer sistema con nombre de la temporada: Amanda, fenómeno que encendió ya todos los sistemas de alerta debido a las fuertes lluvias que puede provocar.

La evolución de Amanda superó los pronósticos meteorológicos, los cuales esperaban que la depresión cobrara fuerza poco a poco, sin embargo, esta mañana el Sistema Meteorológico Nacional (SMN) informó sobre la evolución a tormenta tropical.

Ante ello, el SNN exhorta a la población a mantenerse atentos a los llamados de Protección Civil y autoridades estatales y municipales.

"Esta mañana, la Depresión Tropical 1-E, en el Océano Pacífico, alcanzó la suficiente fuerza para convertirse en la tormenta tropical Amanda, con vientos máximos sostenidos 65 kilómetros por hora y rachas de hasta 85 kilómetros por hora", señaló la dependencia.

El fenómeno se localiza aproximadamente a 980 kilómetros al suroeste de Punta San Telmo, Michoacán, y a mil kilómetros al sur-suroeste de Manzanillo, Colima, con desplazamiento hacia el oeste-noroeste.

Los desprendimientos nubosos de este sistema alcanzarán los estados del Pacífico central, por lo que se prevén lluvias muy fuertes (de 50 a 75 milímetros) con tormentas eléctricas en localidades de Guerrero y Oaxaca; lluvias fuertes (de 25 a 50 milímetros) en sitios de Jalisco y Michoacán, y lluvias (de 0.1 a 25 milímetros) en áreas de Nayarit y Colima.

Las precipitaciones, advirtió el SMN pueden ocasionar deslaves, deslizamientos de laderas, desbordamientos de ríos y arroyos, afectaciones en caminos y tramos carreteros, así como inundaciones en zonas bajas y saturación de drenajes en zonas urbanas.

Por lo anterior, también se recomienda a la navegación marítima ubicada en las inmediaciones del sistema, mantener cautela ante la presencia de los fuertes vientos, y a la población en general, a tomar precauciones y mantenerse atenta a los llamados de Protección Civil.