Sociedad

Alcalde de Los Cabos firma pacto de no violencia con pandilleros

El acuerdo de paz fue firmado ante representantes de la Iglesia, de La Armada de México, del Ejército, de la Procuraduría General de Justicia del Estado, de la Secretaría Estatal de Seguridad Pública como del Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y Justicia Penal en Baja California.
Bertoldo Velasco Silva/Corresponsal
16 junio 2014 13:22 Última actualización 16 junio 2014 13:38
pandillos (Cortesía)

El gobierno municipal firmó el convenio con más de 800 jóvenes integrantes de 9 pandillas de esta localidad. (Cortesía)

CABO SAN LUCAS.-Por los elevados indicadores delictivos que tiene esta región sur de la entidad y ante la falta de elementos suficientes de seguridad, el Ayuntamiento de Los Cabos, en un afán por mantener la tranquilidad y la seguridad de la población local como visitante, logró firmar un “acuerdo de paz”, único en el país, con más de 800 jóvenes integrantes de 9 pandillas de esta localidad, para establecer “un pacto de no agresión y de no violencia”.

Los Cabos, considerado el segundo destino turístico en importancia en el país y primero en el Pacífico Mexicano al recibir un promedio de 2 millones de turistas al año, tiene una población cercana a los 300 mil habitantes. Sin embargo, carece de los suficientes elementos de seguridad para disminuir los índices delictivos, los más altos de la entidad, aunque no por ello, se ha dejado de garantizar la seguridad pública, asegura el alcalde José Antonio Agúndez Montaño.

José Luis, Juan Carlos, Ulises, Jaciel, Jonathan, Felipe y José Ismael, líderes de las diferentes pandillas de Cabo San Lucas, firmaron este acuerdo de paz, ante representantes de la Iglesia, de La Armada de México, del Ejército, de la Procuraduría General de Justicia del Estado, de la Secretaría Estatal de Seguridad Pública como del Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y Justicia Penal en Baja California Sur así como del Grupo COPYTEL.


Este convenio les permite a jóvenes –hombres y mujeres- entre los 12 y los 23 años de edad de las pandillas “Sureños 13”, “LDS”, “Bola 8”, “DHA”, “GUASONES”, “UNE” y “VAGOS 21”, incluirse en labores para la Recuperación de Espacios Públicos, con la finalidad de reactivarlos de la mano del gobierno municipal y empresas socialmente responsables, mediante eventos educativos, deportivos y culturales.

Doña Justina Cortés, que vive en un hogar construido a base de cartón y madera nos dice acerca de sus dos hijos, José Manuel y Francisco de 21 y 16 años, integrantes de pandillas que se han unido al Programa Municipal “Jóvenes en Riesgo” para convertirlos en “Actores de Paz”, en la búsqueda de rehabilitarlos e integrarlos a la sociedad. “Antes extrañaba a mis hijos cuando andaban como pandilleros, pero hoy que aceptaron ingresar a un centro de rehabilitación, ¿cómo no los voy a extrañar? si son mi vida”, añade mientras sostenía una fotografía de ellos entre sus manos.

“Nunca me di cuenta porque los estaba perdiendo, desde que mi esposo nos abandonó hace diez años me dediqué a trabajar de cocinera y los descuidé, entonces ellos se iniciaron en el consumo de sustancias y poco a poco se volvieron hostiles, violentos”, dijo.

Doña Justina reconoce que sus hijos le reprocharon muchas veces que necesitaban que los escuchara, “pero yo estaba ocupada trabajando por ellos, fue mi culpa, los abandoné por mi trabajo”. Hoy, José Manuel y Francisco, al igual que otros 800 jóvenes, permanecen en rehabilitación por el uso de sustancias, y preparándolos para ejercer oficios productivos e insertarlos en el campo productivo de Cabo San Lucas.

Los jóvenes dejaron en claro que su reto es abandonar las calles para dedicarse a la organización de campañas de limpieza y pintas de bardas dañadas por grafiti, practicar deporte, así como asistir a talleres y programas del área de Prevención del Delito de Seguridad Pública, ya que son miembros del programa “Jóvenes en Riesgo”, que coordina de Carlos Villafuerte Feliciano, Director Municipal de Vinculación Social de la Corporación Policíaca.

Sobre estos hechos, el alcalde Agúndez Montaño dijo que “si bien es importante la gestión de recursos para proyectos de vinculación que nos permitan seguir manteniendo a Los Cabos como uno de los mejores destinos en el país, también es imprescindible la participación de todos los sectores, en especial cuando se trata de regir tareas en el rubro de seguridad para el pueblo”.

Por ello dijo estar trabajando con el Comisionado Nacional de Seguridad Pública y el Gobierno del Estado para que ya no consideren a Los Cabos como “un pueblito”, sino como un gran ciudad de un destino turístico con calidad en infraestructura, en servicios, en derrama económica, en tecnología, porque hay innovación, por eso es necesario una coordinación de seguridad pública con los tres órdenes de gobierno pero con la participación de las fuerzas armadas para fortalecer el programa de prevención del delito que tiene el Ayuntamiento.