Sociedad

AICM refuerza acciones contra el ébola en las llegadas internacionales

Se pusieron en operación cámaras termográficas detectando pasajeros con fiebre, uno de los síntomas más comunes del virus del ébola. De acuerdo con expertos en epidemiología, el riesgo del país sigue siendo bajo; no obstante, se atienden los lineamientos internacionales de prevención.
Rosalía Servín
19 octubre 2014 20:14 Última actualización 20 octubre 2014 5:0
En el AICM  se mantiene un monitoreo con cámaras termográficas de los pasajeros en las llegadas internacionales. (Cuartoscuro)

En el AICM se mantiene un monitoreo con cámaras termográficas de los pasajeros en las llegadas internacionales. (Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO. Con ocho cámaras termográficas, más de 200 mil volantes entregados y 460 mil carteles exhibidos, es como en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), se eleva la guardia contra la peor epidemia de los tiempos modernos: el ébola.

¡Gracias por cuidarte! Estimado viajero, si durante tu estancia, viaje o 21 días después de tu regreso a México presentas: fiebre, dolor de cabeza, muscular, dolor de garganta, estómago, vómitos, diarrea, enrojecimiento de ojos, sangrado o manchas moradas en la piel, acude a una unidad médica y en tu paso a través del aeropuerto, notifica a sanidad internacional.

Esto es parte de lo que se puede leer en los volantes que son entregados a los pasajeros que arriban por vía aérea a la Ciudad de México, donde las autoridades se dicen listas para atender un eventual caso de esta enfermedad.

“Reuniones del comité de seguridad en salud, emisión de avisos preventivos de viajes, boletines de prensa, lineamientos, definición de traslado de muestras y casos sospechosos que se pudieran presentar, además de la integración de equipos de capacitación y la preparación de ocho unidades hospitalarias, son parte de las acciones que han venido realizando las autoridades mexicanas”.

Así lo reconoció el secretario de salud capitalino, Armando Ahued, quien reitera que en coordinación con autoridades federales, se activaron los protocolos de seguridad en las dos terminales aéreas del AICM.

El funcionario resaltó que a México no llegan vuelos directos de África, sólo de conexión, pero se mantiene una vinculación con las líneas aéreas y la tripulación, incluso antes del aterrizaje.

“Dan avisos preventivos en español, inglés y francés, y si en algún vuelo identifican a algún paciente con problemas, se notifica a torre de control y ellos a sanidad internacional y ahí médicos se acercan a la puerta avión, se lleva a sanidad internacional, se hace el interrogatorio y la vigilancia epidemiológica”, dijo.

TODO TRANQUILO

En un recorrido por el AICM, El Financiero platicó con algunos viajeros y trabajadores al respecto. Destacó la respuesta de las tripulaciones quienes aseguran que no realizaron ningún tipo de acción informativa durante el vuelo, “nada fuera de lo habitual”, afirmaron.

Pasajeros internacionales dijeron haber recibido el volante informativo, pero no percibieron alguna otra medida, como sí lo notaron durante su estancia en los aeropuertos del país vecino, donde “es evidente la presencia de guardias, cámaras y demás”, comentaron.

TRES NIVELES DE RIESGO

El uno es el más intenso y corresponde a los países colindantes con las naciones afectadas; el segundo es para los países con vuelos directos a esas naciones y finalmente está el tres, en el que se ubica México, que es el de las naciones que no tienen vuelos directos ni flujo migratorio intenso de estas zonas y que es el caso de México.

Así lo explicó el doctor Jorge Baruch Díaz, responsable de la Clínica de Atención Preventiva del Viajero (CAPV), que la UNAM tiene instalada en la Terminal 2, quien explicó que se incrementó la información y la vigilancia de viajeros internacionales, donde ellos tienen identificadas a 31 personas, quienes se acercaron a ellos antes de sus viajes.

Se trata principalmente de diplomáticos, trabajadores de la salud o de agricultura, migrantes temporales o por prácticas de campo, a quienes por lo regular se contacta cada mes, pero en esta ocasión, se procura contactarlos cada 15 días.

Para el doctor Díaz, el riesgo de México sigue siendo bajo y el país está haciendo lo que le corresponde de acuerdo a los mandatos nacionales e internacionales.

La Organización Panamericana de la Salud (OPS), por conducto de su directora general Carissa Etienne, afirmó aquí que ningún país está cien por ciento preparado para enfrentar el ébola y abogó por intensificar su prevención.