Sociedad

Advierten cetegistas toma de ayuntamientos en Guerrero

A partir de mañana maestros cetegistas de la región de la Montaña informaron que tomarán el resto de los municipios de dicha región y continuar con las acciones de protesta por los 43 normalistas de Ayotzinapa.
Rosario García / corresponsal
26 noviembre 2014 23:39 Última actualización 26 noviembre 2014 23:41
(Rosario García)

(Rosario García)

CHILAPA, Gro.- Durante una reunión de maestros de la región de la Montaña que pertenecen a la Ceteg, a partir de este jueves habrán de tomar el resto de municipios de esta región en protesta por la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

En este municipio, ubicado a la entrada de la Montaña guerrerense, los maestros disidentes acordaron también la toma de las tiendas departamentales de Chilapa, sólo quedó por definir a partir de cuándo o que días. Las acciones son para presionar y exigir la aparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos el 26 de septiembre en Iguala, Guerrero.

Fueron alrededor de 20 maestros cetegistas los que se dieron cita en esta ciudad para llevar a cabo una asamblea pública en donde se pronunciaron por seguir apoyando a los padres de familia de los 43 normalistas desaparecidos.

También estuvieron presentes padres de familia de los estudiantes desaparecidos, quienes solicitaron el apoyo de los maestros y su participación en las acciones que realiza la escuela normal rural de Ayotzinapa.

Entre las propuestas de esa asamblea se encuentran tomar los ayuntamientos de los municipios de Zitlala, José Joaquín de Herrera, Ahuacoutzingo y Atlixtac en los siguientes días, además de continuar participando en los bloqueos de la caseta de cobro de la autopista del sol situada en la comunidad de Palo Blanco.

Otro de los acuerdos fue participar de manera pacífica en las movilizaciones estatales y nacionales y realizar brigadas de información en las diversas comunidades de los 5 municipios que integran la zona, pegar propaganda en puntos estratégicos visibles y en las escuelas consignas de justicia hacia los normalistas y el reproche de la actuación pasiva del gobierno federal.