Sociedad

Narro admite incapacidad para recuperar auditorio

El rector de la UNAM afirmó que el recinto de la Facultad de Filosofía y Letras es un espacio de la comunidad universitaria y no de un grupo; reiteró que no pueden desalojar el lugar sólo con sus elementos de vigilancia.
Notimex
12 marzo 2014 19:14 Última actualización 12 marzo 2014 19:40
Etiquetas
Anarquista UNAM

La semana pasada varias personas irrumpieron en forma violenta en el auditorio Justo Sierra y se posesionaron del recinto. (Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO. El rector de la UNAM, José Narro Robles, aceptó que no se ha tenido capacidad para resolver el problema de la toma del Auditorio “Justo Sierra”, espacio de la Facultad de Filosofía y Letras donde la semana anterior dos grupos se enfrentaron por ocuparlo.

“Uno tiene que reconocer que no hemos tenido la capacidad de resolver un problema y que yo espero, en breve, lo podamos hacer”, dijo y pidió “acciones universitarias” de respaldo para lograr la recuperación.

Entrevistado al término de la inauguración del Congreso Política Social y Sociedad Civil, en el Centro Cultural Tlatelolco, expresó su rechazo a la violencia y sostuvo que dicho auditorio, también conocido como “Che Guevara”, no pertenece a ningún grupo sino a la comunidad universitaria.

“No es de ninguno de los grupos” que se disputan el lugar, por tanto pronto habrá una expresión conjunta con el Consejo Técnico de esa entidad universitaria de rechazo a la ocupación del auditorio, indicó.

Asimismo señaló que aunque están identificados los grupos que ocupan el lugar desde hace más de una década no se revelará dicha información, la cual ha sido entregada a las autoridades respectivas.

Apuntó que la toma del auditorio es un problema por el que han transitado los rectores Francisco Barnés, Juan Ramón de la Fuente y él mismo, y tres directores de la Facultad de Filosofía y Letras, y “decir que no se ha hecho nada es injusto”.

Agregó que tienen que ser acciones universitarias de repudio a la violencia y de exigencia absoluta, en el sentido de que se reintegre a la comunidad universitaria ese espacio emblemático, pues cuando se han tomado acciones con base en la ley esas mismas voces acusan que se ha afectado el derecho a la protesta en el país.

Subrayó que la Universidad Nacional no puede desalojar ese espacio universitario sólo con elementos de vigilancia de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).