Sociedad

Acepta gobierno de Acapulco recomendación de la CNDH por indígena violentada

El gobierno municipal de Acapulco, encabezado por Luis Walton, aceptó la recomendación emitida por la CNDH por la detención de una indígena náhuatl que fue sometida por policías turísticos por supuestamente robar una tienda de autoservicio; deberán disculparse y reparar el daño.
Enrique Villagómez/Corresponsal
23 junio 2014 9:13 Última actualización 23 junio 2014 9:16
Managua

Una mujer lleva colchonetas a un refugio para personas desplazadas por el terremoto de 6.1 grados, en Managua, Nicaragua. (AP)

ACAPULCO. El gobierno municipal de Acapulco que encabeza Luis Walton Aburto, dio a conocer que recibió y aceptó la recomendación 23/2014 que emitió la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), sobre el caso de la detención que sufrió una indígena náhuatl, el pasado 19 de febrero del año en curso.

La CNDH emitió esa recomendación, debido a que la mujer indígena fue detenida y sometida con excesiva violencia por policías turísticos, bajo el argumento de haber extraído productos de la tienda comercial Soriana que se ubica sobre la costera Miguel Alemán.

Dicha recomendación solicita al gobierno municipal de Acapulco, la reparación del daño donde se incluya una disculpa pública en lengua materna de la agraviada (náhuatl), además de que se capacite en materia de derechos humanos al personal de Seguridad Pública y se colabore en la presentación de la denuncia y queja administrativa que haga el organismo ante la Procuraduría General de Justicia en el Estado (PGJE) y ante la Contraloría Interna municipal.

Ante ello, el alcalde Luis Walton Aburto dio a conocer que aceptó la recomendación del organismo, aunque dijo que pedirá que sea el Consejo de Honor y Justicia de los Cuerpos de Seguridad Pública del municipio de Acapulco, quien aplique el procedimiento administrativo disciplinario correspondiente por tratarse de policías municipales, en lugar de la Contraloría interna del municipio como lo solicita la CNDH.

Desde el primer momento que conoció de aquellos lamentables sucesos, el presidente Walton reprobó todo exceso de la fuerza policiaca contra cualquier ciudadano y advirtió que quien abuse del poder no tiene cabida en su gobierno.

En los términos previstos, el gobierno municipal de Acapulco destacó que dará cumplimiento a la recomendación de la CNDH, que solicita la reparación del daño y ‎una disculpa pública en lengua náhuatl, aunque no especificó el día ni la hora en que lo llevará a cabo.