Sociedad

Acción conjunta ayudará a pronta recuperación tras Odile: EPN

Durante la reunión de evaluación sobre los efectos ocasionados por el paso del huracán Odile, el presidente Enrique Peña Nieto dijo que la acción conjunta entre el gobierno federal y el de Baja California permitirá que las condiciones de normalidad regresen lo más pronto posible.
Eduardo Ortega
16 septiembre 2014 20:33 Última actualización 16 septiembre 2014 21:10
Odile. (Cuartoscuro)

Odile. (Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO.- Gracias a las acciones preventivas, el paso del huracán “Odile” por Baja California Sur no dejó víctimas mortales, aseveró el presidente Enrique Peña Nieto.

El mandatario viajó a Baja California Sur para recorrer la zona afectada por el huracán "Odile", acompañado de los secretarios de Salud, de Marina, de la Defensa Nacional, de Medio Ambiente y de Hacienda.

Tras su llegada, realizó un sobrevuelo en helicóptero, hizo un recorrido a pie y encabezó una conferencia informativa, realizada en el aeropuerto internacional de la ciudad.

"No se tiene reporte de que hubiese fallecido o de que alguna persona hubiese perdido la vida. Este es un saldo blanco, así se tiene la información y el reporte de las distintas entidades de los gobiernos federal y estatal", dijo el mandatario.

No obstante, confirmó que el fenómeno meteorológico sí dejó graves daños materiales a casas, hoteles, comercios e infraestructura pública.

Señaló que el gobierno de la República trabaja para restablecer los servicios como electricidad, agua potable, telefonía e internet que se encuentra suspendida.

Peña Nieto informó que tardarán hasta una semana en restablecer los servicios, pero indicó que lo urgente es realizar el “puente aéreo” para sacar a los casi 20 mil turistas que están varados en Los Cabos y La Paz.

Precisó que son 20 o 22 los aviones del Ejercito, Fuerza Aérea y Marina, además de varios comerciales como Interjet y Aeromexico, los que se encuentran dando el servicio para llevar a los pasajeros fueron sorprendidos por el huracán durante sus vacaciones.

Al hacer una evaluación de los daños, el mandatario instruyó al secretario de Hacienda, Luis Videgaray, poner en marcha tres programas para reactivar la economía de la entidad.

Así, el responsable de las finanzas públicas del país informó, en primer término, que se permitirá la deducción inmediata al cien por ciento para efectos de pago de impuesto sobre la renta de todas las inversiones que se lleven a cabo por parte de las empresas.

Además, en segundo lugar, se implementará un conjunto de medidas tributarias para facilitar la liquidez de las empresas del sector turismo y comercial de la entidad, en particular de todos los municipios afectados.

En ese sentido, puntualizó, se diferirán los pagos provisionales del impuesto sobre la renta así como el impuesto retenido a los trabajadores.

Asimismo, se diferirá también por tres meses de pago al impuesto al valor agregado y se diferirá el requerimiento de tres meses en las cuotas obrero patronales del IMSS.

Videgaray Caso, dijo en tercer lugar, se pondrá en marcha un programa con la banca de desarrollo para proveer de financiamiento a las empresas, tanto a las pequeñas y medianas, la cuales podrán acceder, a través de Nacional Financiera, a créditos de dos millones de pesos a una tasa fija en pesos de 9.5 por ciento.

A través de Bancomext, por otro lado, se pondrá en marcha un programa de créditos para infraestructura desde 50 millones hasta 500 millones de pesos a tasas preferenciales.