Sismo 1985

Izan bandera en memoria a las víctimas de los sismos del 85

EPN encabezó una ceremonia de izamiento de la Bandera Nacional en memoria de las personas fallecidas en el temblor de 1985, siniestro que tuvo su epicentro frente a las costas de Michoacán y Guerrero.
Notimex
19 septiembre 2015 10:25 Última actualización 19 septiembre 2015 10:27
temblor

Según cifras oficiales, se estima que los sismos del 85 provocaron que perdieran la vida entre cuatro mil 500 y seis mil personas. (Foto tomada de Twitter)

El presidente Enrique Peña Nieto encabezó la ceremonia de izamiento de la Bandera Nacional, a media asta, en memoria de las personas fallecidas en el sismo del 19 de septiembre de 1985.

A las 7:19 horas, en la Plaza de la Constitución, el titular del Ejecutivo federal accionó el mecanismo electrónico que elevó la Bandera Nacional a media asta en señal de luto por los miles de personas que perdieron la vida por el sismo de 8.1 grados que sacudió la ciudad de México.

Peña Nieto llegó acompañado a la plancha del Zócalo por los secretarios de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong; de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos; y de Marina, Vidal Soberón.

De acuerdo con información proporcionada por Comunicación Social de la Presidencia de la República, hace 30 años se produjo un sismo frente a las costas de Guerrero y Michoacán, que se sintió además de estos dos estados en Colima, Jalisco y sobre todo en el Distrito Federal.

Según cifras oficiales, se estima que este movimiento de tierra provocó que perdieran la vida entre cuatro mil 500 y seis mil personas, aunque de acuerdo con cifras extraoficiales el número de muertos fue de 10 mil, además de 150 mil damnificados y daños materiales por cuatro mil 100 millones de dólares.


En el Distrito Federal el sismo del 19 de septiembre de 1985 afectó cinco mil 730 edificaciones, el 65.4 por ciento de uso habitacional, y hubo pérdidas en el suministro de energía eléctrica en diversas zonas de la capital del país.

Más de 650 mil estudiantes interrumpieron clases en todos los niveles, en más de 700 planteles educativos, por espacios de dos a tres semanas, y resultaron dañados 175 inmuebles que albergaban oficinas públicas en donde laboraban más de 175 mil empleados del gobierno.

También resultaron dañados el Centro Médico Nacional, cuatro clínicas de medicina familiar del IMSS, los Hospitales General de México, Juárez, Ignacio Zaragoza, y el 1 de Octubre, así como cuatro clínicas de medicina general y tres de especialidades del ISSSTE.

De acuerdo con los datos de la Presidencia de la República, durante 2015 el Servicio Sismológico Nacional ha detectado nueve sismos de magnitud mayor a 5.5 grados en la escala de Richter, de los cuales dos han sido de magnitud mayor a los seis grados, cinco con epicentro en Chiapas, dos han ocurrido en Oaxaca, uno en Jalisco y el más reciente en Sinaloa.

De acuerdo con una encuesta en línea realizada por la empres Mitofsky entre el 14 y el 17 de septiembre de 2015, siete de cada diez encuestados dijo haber participado en un simulacro de terremoto o incendio.


Asimismo, cuatro de cada cinco manifestaron que en México no se está preparado para enfrentar una tragedia natural, pero la misma proporción de internautas dijo que ellos si saben qué hacer en caso de un desastre natural.

Dos de cada cinco encuestados dijeron que lo que más recordaban de ese episodio ocurrido hace tres décadas era la cooperación de los ciudadanos, y uno de cada cinco señaló que lo que más recordaba eran los edificios caídos y el mismo número la desorganización de las autoridades.

En 1986 se creó el Sistema Nacional de Protección Civil, que coordina acciones entre las dependencias y entidades del sector público, grupos voluntarios, sociales y privados, Poderes de la Unión, estados, municipios y delegaciones para efectuar acciones de protección civil.