Sismo 1985

Esta cápsula podría salvarte si un temblor como el del 85 ocurriera

Un ingeniero egresado de la UAM diseñó una iniciativa que puede salvar vidas si un fuerte terremoto llegara a suceder. El proyecto   K 107 desarrolla una cápsula que cuenta con GPS, sistema de oxígeno, entre otras cosas, y que puede proteger a una persona si un edificio colapsa.
Redacción 
17 septiembre 2015 23:36 Última actualización 18 septiembre 2015 5:0
k107

El costo aproximado de la cápsula K 107 es de 22 mil pesos. (Foto tomada de conacytprensa.mx)

Reynaldo Vela Coreño, egresado de la Universidad Autónoma Metropolitana y Premio de Ingeniería de la Ciudad de México 2009, desarrolló el proyecto K 107, una iniciativa que consiste en el desarrollo de un sistema para resguardar la vida o una cápsula que sirve para resguardar la vida si un terremoto de gran magnitud llegara a ocurrir.

La iniciativa, que ya cuenta con una patente, será presentada el 18 de septiembre, un día antes del emblemático aniversario del temblor del 19 de septiembre de 1985.

El ingeniero explicó que su proyecto surgió al conseguir estudiar dos cursos en Japón y Core, en los que se dio cuenta de que las estructuras que tienen en Japón son ligeras y sismorresistentes, disipan la energía sísimica, sin embargo cuando hay un terremoto, se desprenden los muros y objetos que cuelgan, y se vuelven proyectiles para los humanos.

"En México, las estructuras no disipan la energía. Un terremoto muy fuerte puede resultar en un colapso total. Así trabajé la idea del proyecto: ¿Qué pasaría si tuviéramos un dispositivo, una cápsula que salvaguardara la vida de quien la utiliza durante un terremoto? La cápsula evitaría que el plafón te cayera encima, te electrocutaras o te intoxicaras", dijo el investigador en entrevista con el Conacyt 

Vela Coreño explicó que por varios años se dedicó a investigar y a construir el software y la cápsula para que pudiera ofrecer esperanza a las víctimas de temblores fuertes. "Si diseñamos la cápsula para soportar lo que estas estructuras deben resistir, entonces podemos asegurar que la cápsula va a disminuir el riesgo de que no sobrevivas", comentó. 

La cápsula, construida con Kevlar, aleación de polvo de titanio, acero, entre otros materiales, está conectada a la alerta sísmica del país y tiene una alerta de respaldo que se encarga de detectar ciertas ondas.

"Si tienes una cápsula en la casa y de pronto se activa, en lugar de buscar el famoso triángulo de la vida, te introduces en la cápsula y una vez adentro te vas a dar cuenta, gracias al software que instalaremos, de la magnitud del temblor, el tiempo, la duración, etcétera", dijo Vela.

Una vez que el usuario está dentro de la cápsula tiene alimento para sobrevivir un mes, como por ejemplo tiene amaranto y comida utilizada por astronautas de la NASA, un sistema de agua de consumo humano, un tanque de oxígeno, entre otras cosas, además cuenta con un sistema de localización GPS con el respaldo de una red de 18 satélites

De acuerdo a Vela, las dimensiones de la cápsula, no superan a las de un refrigerador, el tamaño oscila entre 2 metros con 10 centímetros para adultos y 1 metro para niños.

"La cápsula tiene su propio banco de baterías de litio. La iluminación es Led. El único mantenimiento que se le tiene que hacer es cada medio año y consiste en cambiar el depósito del agua, y el del oxígeno que es cada dos años y medio", comentó Vela.

Actualmente el modelo básico tendría un precio aproximado de 22 mil pesos.