Mido, un caso de estudio en México
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Mido, un caso de estudio en México

COMPARTIR

···

Mido, un caso de estudio en México

México representa uno de los mercados más importantes a nivel global para la compañía.

Por Alejandro Estrada
06/12/2018
Relojes Mido
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

El caso de Mido, en concreto para el mercado mexicano, es excepcional. Si miramos en exclusiva las marcas de Swatch que actualmente tienen presencia en nuestro país a través de algún distribuidor formal, encontramos en la parte superior a Breguet, Blancpain y Omega; en la mitad de la pirámide a Longines, Rado y Tissot, y en la entrada de gama a Hamilton y Mido. Esta estructura no siempre es la misma, y entre ellas, la lucha por ganar la mejor posición suele ser bastante intensa, sobre todo en el caso de las últimas tres. Por supuesto, también forman parte del grupo CK y la icónica Swatch, en la base de la pirámide.

Pero de todas ellas, Mido en México es la que entrega mejores resultados al corporativo. Y varios factores influyen para que no sólo sea el caso más interesante de las firmas que tienen presencia en nuestro país, sino que, además, México representa uno de los mercados más importantes a nivel global para la compañía.

Recientemente fuimos invitados por Edgar Embriz, director de la marca en México, a un exclusivo evento en Singapur. El motivo: el lanzamiento del Baroncelli Day & Night y el Rainflower, dos productos femeninos que estarán próximamente en nuestro país y que, sin duda alguna, cuentan con todos los atributos para ser realmente exitosos en cualquier parte del mundo.

Claramente, los periodistas asistentes eran mayoritariamente asiáticos. Algunos otros de Italia, otros más de Rusia, y algunos otros de países como Australia. México llegó con un interesante grupo de periodistas a cubrir el lanzamiento, dejando en claro su lugar a nivel internacional.

Placeholder block

Para Edgar Embriz, esto obedece claramente a un par de factores. En primer lugar, porque la marca ha tenido presencia de manera intermitente en nuestro país, lo que le ha facilitado ganarse una sólida reputación, y, en consecuencia, al hecho de que, para muchos mexicanos, Mido representa, hoy en día, el reloj generacional por excelencia. Además, es importante destacar un factor decisivo: la gran relación calidad-precio que ofrecen sus productos.

El evento en Singapur, que estuvo engalanado por la presencia de la modelo Romee Strijd, fue realmente un éxito. El destino era excepcional. De igual forma, el venue elegido para la gala fue el interior del icónico Museo de Ciencias.

El propio CEO, Franz Linder, destacó el papel que la marca jugará en el futuro –empezando rápidamente con el modelo Rainflower–, en el fundamental ámbito de la personalización. Y para muestra basta con ver el configurador que la firma tiene actualmente activo en su página web: rainflower.midowatches.com. Todo apunta, en breve, a que la marca seguirá su escalada en las preferencias del público, y que México no será la excepción. Enhorabuena.