'The Alienist': crimen serial del siglo XIX que te atrapará
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

'The Alienist': crimen serial del siglo XIX que te atrapará

COMPARTIR

···

'The Alienist': crimen serial del siglo XIX que te atrapará

La serie estrenada en Netflix el pasado abril reúne a un singular equipo que tiene como tarea atrapar a un despiadado asesino serial en 1896.

Eldaa García
05/05/2018
Actualización 05/05/2018 - 18:58
Placeholder block

En el siglo XIX, cuando la psicología, la psiquiatría y las ciencias criminales y forenses aún estaban en pañales, a las personas con trastornos y enfermedades mentales se les decía 'alienadas', porque estaban apartadas no sólo de sus verdadera personalidad, sino de la sociedad en general. Los especialistas que los analizaban y trataban de curarlos se les decía Alienistas.

En el sucio y sórdido Nueva York de 1896, con el recuerdo de Jack el Destripador a sus espaldas, la ciudad siente la presencia de un criminal suelto. Pero no uno cualquiera. Éste asesina a niños prostitutos que se visten de niñas para satisfacer los bajos deseos de sus clientes. Les arranca los ojos, corta sus cuerpos de tajo, les saca las vísceras y se las come. La ciudad debe darle caza pero el tiempo se agota. Esa es la premisa de The Alienist, (El alienista) una de las series que Netflix estrenó en abril.

Ante los terroríficos sucesos, el comisionado de la ciudad, Teddy Roosevelt, recurre al doctor Laszlo Kreizler (un extraordinario Daniel Brühl) dedicado como él mismo lo dice "a curar enfermedades de la mente", quien con ayuda de su amigo, el ilustrador del New York Times John Moore (Luke Evans) y Sara Howard (Dakota Fanning) la primera empleada mujer del departamento de policía de la ciudad, intentarán comprender el modos operandi del asesino para así poder atraparlo, vivo o muerto. La serie, creada por Cary Fukunaga, es una adaptación de la novela del mismo nombre de Caleb Carr, que sigue los pasos de este peculiar equipo.

La historia y sus personajes van encajando y sutilmente como un rompecabezas: Kreizler es el especialista pragmático,analítico e impersonal pero con grandes secretos; Moore es el idealista apasionado que se resiste a creer que haya tanta maldad en el mundo; Howard, un poco acartonada, es el prototipo de las naciente mujer moderna: fuerte, independiente, terca y reacia a modificar sus convicciones; el comisionado Roosevelt es aquí la mente templada y reflexiva aunque a veces dubitativa y junto con los hermanos Lucius y Marcus Isaacson, quienes se dedican a una nueva y poco conocida profesión llamada ciencias forenses, son el equipo perfecto para atrapar a este tipo de criminales que después serían conocidos como asesinos seriales: este en particular mata niños prostitutos, les saca los ojos, le gusta escalar y lo más bizarro, comete sus crímenes en días que corresponden a celebraciones religiosas.

Llama la atención en particular el dúo entre Laszlo y John: uno es frío y analítico, otro es impulsivo y más apasionado; como la dupla Watson-Holmes, cada uno a su manera intenta adentrarse en la mente humana para entender sus entresijos y oscuridades; uno desde la ciencia y la razón y el otro desde el asombro y el corazón; los diálogos entre ambos personajes bien podrían reflejar un poco la filosofía y la manera de pensar en el ocaso del siglo antepasado, dividida entre la solemnidad, el conservadurismo, el asombro y la modernidad.

Para los amantes de los thrillers, tal vez la serie no aporte mucho, considerando que hay cintas como Zodiac y El silencio de los inocentes y series como Mindhunter y toda la saga de C.S.I. Entonces, ¿cuál sería el mérito de The Alienist? Además de sus brillantes actuaciones y su más que destacable ambientación y vestuario, debemos decir que es su mente.

¿Por que su mente? Porque a diferencia de los títulos anteriores, en los que la tecnología ha permitido a nivel ficción y realidad resolver crímenes, atrapar a asesinos seriales y entender sus mecanismos mentales, el mérito de ésta, al estar ubicada en una época donde no había tantos recursos, es que los involucrados sólo cuentan con su cerebro para resolver el crimen: tratar de conocer al asesino, sus motivos, su modus operandi y sus disparadores: aquellas situaciones que como lo indica la palabra, disparan su lado oscuro y su instinto de matar.

Estamos ante una serie fascinante, que atrapa desde los primeros minutos y de la cual rogamos encarecidamente que haya pronto una segunda temporada. The Alienist vale totalmente la pena.