Bandalos Chinos: con el sello Jodorowsky y un tinte a Spinetta
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Bandalos Chinos: con el sello Jodorowsky y un tinte a Spinetta

COMPARTIR

···

Bandalos Chinos: con el sello Jodorowsky y un tinte a Spinetta

Cuando tenían en mente su siguiente producción, ninguno de los integrantes conocía a Adán Jodorowsky y nunca pensaron que compartirían la capitanía del barco.

La música de Luis Spinetta con Almendra, con Pescado Rabioso, en Invisible o como solista fue una guía, en todo momento, para la banda argentina.

Sebastián Padrón
13/09/2018
La banda argentina llegará a México para diciembre y compartirá escenario con Weezer.

Dar 30 pasos y llegar de tu cuarto al estudio de grabación, otros 20 y de regreso, y así por tres semanas hasta terminar un álbum llamado BACH con 11 canciones junto al músico y productor Adán Jodorowsky. Eso forjaron los Bandalos Chinos en el Sonic Ranch, un estudio “en medio de la nada”, en una zona árida de Texas a 65 kilómetros de El Paso.

En este espacio han grabado todo tipo de bandas y solistas: desde Beach House y Cannibal Corpse hasta Molotov, Nick Zinner (guitarrista de los Yeah Yeah Yeahs, con ellos y por separado) y Zoé.

“No sólo es estudio, también es vivienda: te hospedás ahí, comés ahí, te recluís ahí y, nosotros que veníamos de grabar en una ciudad donde trabajás durante el día y te volvés para tu casa, nos cayó bien. Ya no te contaminás”, explica la voz de Iñaki Colombo, guitarrista de la banda, que habla desde la capital federal de Buenos Aires.

No sólo es estudio, también es vivienda: te hospedás ahí, comés ahí y te recluís ahí", explica Iñaki Colombo, guitarrista de la banda, desde Buenos Aires.

Para llegar al Sonic Ranch necesitaron reconocer cómo querían sonar, pues habían escuchado a Juana Molina y El mató a un policía motorizado, dos exponentes argentos que grabaron ahí su material, y buscaban esa tonalidad. Ecualizar su sonido en la misma temperatura.

Los recuerdos del guitarrista argentino no fallan y en su memoria todavía se repiten las noches donde “no hay un solo ruido, estás ahí solo y una vibra muy mística se apodera del lugar. Algo único para grabar”; un lugar que tiene la ciudad más cercana a hora y media y donde estás a cuatro kilómetros de la frontera de Ciudad Juárez con México.

“El estudio cuenta con un montón de equipos viejos; tenés muchas herramientas a la mano. Y, además de todo, el dueño hace buenos precios para las bandas argentinas; como ya fueron varias, le gusta. Nos hizo un precio muy amigable y todo fue cerrando por ahí”, repasa porque “Adán nunca había ido y también le urgía mucho grabar allá, por lo que terminó siendo el trío ganador”.

Cuando tenían en mente su siguiente producción, ninguno de los integrantes conocía a Adán Jodorowsky y nunca pensaron que compartirían la capitanía del barco.

“Habíamos escuchado sus discos como solista y sus producciones; en particular, los dos discos de León Larregui: Solstis y Voluma. Y el año pasado estábamos hablando con un amigo, también artista, y nos dijo: ‘¿por qué no producen con Adán? Produjo estos discos de Larregui’; es así que Juan Ingaramo, amigo de Daniela Spalla –otra artista argentina producida por Jodorowsky– nos consigue el mail y comenzamos la charla”, recuerda Iñaki.

La memoria del guitarrista aún evoca la noche antes de grabar; la dinámica para crear canciones a guitarra y voz; dejar de ser sus propios productores para ensamblar la canción en la computadora y, por encima de todo, nunca más dejar la letra para el final.

Para ese momento, Adán ya los había hecho volver a las raíces de su proyecto, encontrar un sonido clásico con la mezcla que buscaban y capturar lo que ahí sucediera. Un espacio donde también grabaron The Jackson Five y del cual Madonna compró parte de su consola principal en los años 90.

Luis Spinetta con Almendra, con Pescado Rabioso, en Invisible o como solista fue una guía para los Bandalos Chinos; en sus atmósferas planean entre sonidos que, en combinado, metabolizan parte del ADN musical del cantautor fallecido en febrero de 2012 a consecuencia de cáncer de pulmón.

“Totalmente. Somos muy fanáticos de Spinetta desde muy chicos; fueron los primeros discos que escuchábamos en nuestro idioma. Lo íbamos a ver bastante en vivo y fue una fuerte influencia para todos. No sólo él, sino también Soda Stereo, Charly García o incluso Fito Páez. Desde la manera de escribir canciones hasta la forma de cantar, ¿viste?, la producción, todo, siempre”, afirma el guitarrita bonaerense.

A ellos, que tocarán en el Festival Catrina junto a Weezer, Die Antwoord y Babasónicos para diciembre, también les gustaría colaborar con bandas como Little Jesus o Camilo Séptimo porque guardan una armonía con sus orígenes: el pop, electro y rock. Además, gustan de Café Tacuba, con quien compartirán escenario, Natalia Lafourcade e incluso Luis Miguel.

Placeholder block
La banda argentina llegará a México para diciembre y compartirá escenario con Weezer.Fuente: Facebook.
Somos muy fanáticos de Spinetta. Fue una influencia para todos; no sólo él, sino también Soda Stereo: desde la manera de escribir canciones hasta la forma de cantar, la producción. Todo”.

En Argentina, Iñaki Colombo solía compartir un juego de palabras con Goyo Degano (voz de la banda y tecladista), Tomás Verduga (guitarra y coros), ‘El Lobo’ Rodríguez (bajista), Matías Verduga (baterista) y Salvador Colombo (sintetizadores) que mutó: del che ‘wacho’ boludo, a wach, a che wach, para llegar a che bach.

“Comenzamos a comunicarnos así en las redes y, de repente, un día un fan nos escribe y nos dice: ‘¿BACH es por el nombre de la banda, Bandalos Chinos?’ Y ahí nos dimos cuenta: ya lo decíamos entre nosotros y decidimos llamar al material BACH”, menciona Colombo, aunque para algunos este título era un chiste y los señalaron de tomar a broma un trabajo al que le dedicaron muchas semanas, pero “nos pareció gracioso y sincero sobre todo”.

Cuando Tomas Terzano decidió bajar el volumen de Singin' in the Rain -justo en la escena donde Gene Kelly y Debbie Reynolds cantan You Were Meant For Me- y reprodujo Demasiado de Bandalos Chinos, imaginó la secuencia del posible videoclip, todo encajó y ambos sonrieron.

Él es un artista visual y director creativo que ha filmado a la agrupación desde sus inicios y es considerado como el séptimo integrante, “un miembro más de la banda”.

“Con Demasiado demostraríamos esa faceta lenta de la banda, todo ese color como de bolero moderno. Fue entonces que Tomas me dijo: ‘Te voy a mostrar algo’. Muestra la escena de Singin' in the Rain, apaga la banda sonora de la cinta, reproduce nuestro single y, hasta el final, todo estaba mágicamente sincronizado; hacen la instrumental, hacen la coreografía y nos quedamos sorprendidos. Y entonces gritó: ‘el video va a ser esto’”.

Así, los argentinos que le van a los equipos de Independiente, Boca Juniors, Racing y River Plate volarán a México para final del 2018, tocarán en un festival, darán un gira durante 20 días y esperan colaborar con alguna de las bandas de rock que despuntan en la escena nacional.