PYME

Estos son los beneficios fiscales de contratar personas con discapacidad

En la declaración anual de este año y de 2017, las pequeñas y medianas empresas que contraten personas con discapacidad o adultos mayores podrán ser beneficiados por diversos estímulos fiscales ofrecidos por el SAT para impulsar la inclusión en el mercado laboral formal.

Sandra Hernández
06 abril 2017 1:21 Última actualización 06 abril 2017 10:0
 [El edificio carece de rampas y elevadores para personas con discapacidad / Arturo Monroy / El Financiero]

La inversión en adaptaciones que hagas para facilitar el acceso y uso de instalaciones a personas con discapacidad puede ser deducida al 100 por ciento. (Archivo)

CIUDAD DE MÉXICO.- Las pequeñas y medianas empresas (Pymes) que empleen a personas con discapacidad o a adultos mayores reciben beneficios fiscales por parte del Servicio de Administración Tributaria (SAT).

Con el objetivo de fomentar la inclusión de estos trabajadores al mercado laboral formal, la autoridad fiscal aplicará los estímulos para las declaraciones anuales de 2016, que se presenta este mes, y de 2017.

Las Pymes pueden elegir entre deducir el 100 por ciento del Impuesto sobre la Renta (ISR) de estos trabajadores o recurrir lo establecido en la Ley de Ingresos de la Federación, que permite deducciones de 25 por ciento del salario bruto, lo que en la mayoría de los casos resulta más conveniente, explicó Luis Velasco, estratega contable de Aspel.

Cifras
120.5 millones de personas habitan en México
54% es parte de la Población Económicamente Activa (PEA)

5.7 millones de personas con discapacidad
29.9% es parte de la PEA

12.5 millones de adultos mayores
4 millones tienen empleo
Más del 80% trabaja en la informalidad

Fuente: Censo de Población y Vivienda 2010.


Si la Pyme opta por la deducción de ISR, debe inscribir a los trabajadores en el Instituto Mexicano del Seguro Social y obtener ahí el certificado de discapacidad del trabajador con el grado de discapacidad, además de mantenerse al corriente en el pago de las cuotas obrero-patronales, detalló el especialista.

Este estímulo aplica para personas con discapacidad motriz que requieran usar prótesis, muletas o sillas de ruedas de manera permanente, personas con discapacidad mental, auditiva o de lenguaje en un 80 por ciento o más y para invidentes, explica el SAT.

Además, las Pymes pueden deducir al 100 por ciento los gastos en adiciones o mejoras que impliquen cambios al activo fijo para hacer más fácil el acceso y uso de las instalaciones a personas con capacidades diferentes, por ejemplo estacionamientos, rampas o elevadores.

En el caso de contrataciones de empleados de 65 años o más, los patrones podrán deducir 25 por ciento del salario base sobre el que se calcularon las retenciones del ISR de esos trabajadores.

Para acceder a estos beneficios, es fundamental el llenado correcto de los recibos de nómina digitales, validando los RFCs e incluyendo los CURPs de los trabajadores, subrayó el estratega contable de Aspel, empresa que ofrece software y soluciones administrativas.

También se deben especificar los ingresos del trabajador que pagan impuestos y los exentos, verificar que el tipo de contrato coincida con el régimen de contratación y no emplear números negativos en el rubro de “otros pagos” para referirte a pagos que no son ingresos del trabajador, como viáticos, reintegro del ISR o subsidio para el empleo.

Para orientarte sobre cómo llenar los recibos de nómina digitales usando el complemento versión 1.2, el SAT pone a tu disposición una guía de llenado y un catálogo de los campos incluidos.