PYME

Elige la mejor tarjeta
de crédito para tu Pyme

Si cada vez es más difícil diferenciar entre tus finanzas personales y las de tu empresa, es momento de que analices la opción de una tarjeta de crédito para tu compañía que, además de facilitarte la administración, te puede ofrecer tasas de interés más bajas.
Sandra Hernández
13 abril 2017 17:15 Última actualización 13 abril 2017 17:37
tarjeta de crédito (Bloomberg/Archivo)

Al elegir una tarjeta para tu empresa, podrás administrar más facilmente tus gastos, pues estarán separados de tus finanzas personales. (Bloomberg/Archivo)

CIUDAD DE MÉXICO.- Entre las mejores prácticas a la hora de administrar tu pequeña o mediana empresa (Pyme) está el dividir tus finanzas personales de las de la compañía y una tarjeta de crédito específica para tu negocio puede serte de mucha ayuda.

Además, contar con una línea de crédito para tu empresa puede ayudarte a solventar gastos en situaciones en las que no cuentas con el efectivo en caja y, al optar por un plástico empresarial, puedes obtener tasas de interés menores a que si ocupas tu tarjeta de crédito personal.

También te facilitará la operación contable, pues para poder deducir es necesario que los pagos los realices con algún medio electrónico, como son las tarjetas de crédito o de débito, y con un buen manejo, puedes conformar un historial crediticio que te ayude si en un futuro necesitas pedir un préstamo para que tu empresa siga creciendo.

¿Crédito simple o revolvente?
En el crédito simple, el deudor no puede volver a usar el monto del crédito una vez que haya pagado o haya vencido el plazo. Para volver a utilizarlo tiene que solicitar el crédito otra vez. Así funcionan los créditos personales, por ejemplo.

En los créditos revolventes, el deudor puede volver a disponer de la línea de crédito utilizada después de que la haya liquidado. Así es como funcionan las tarjetas de crédito.

Fuente: Banxico.


Pero, al mismo tiempo, una tarjeta de crédito puede convertirse en un problema para el desarrollo de tu empresa si la utilizas para comprar productos o servicios que en realidad no estás en posibilidad de pagar, pues el endeudamiento puede afectar tu habilidad para pagar los salarios de tus colaboradores o continuar operando. También debes poner atención en no usar esta línea de crédito para cubrir tus gastos personales o familiares.

En México existen dos tipos de tarjetas para empresas, las que funcionan como tarjetas de débito, por lo que su límite depende de los recursos que tengas depositados en tu cuenta y pueden auxiliarte a la hora de diseminar la nómina o realizar pagos de impuestos, y las que se comportan como tarjetas de crédito, que te ofrecen una línea de crédito revolvente con un monto establecido por la institución bancaria emisora tras un análisis de tu perfil.

La mayoría de las tarjetas para Pymes cobran una tasa de interés variable, que suma la Tasa de Interés Interbancaria de Equilibrio (TIIE), que es calculada diariamente por el Banco de México, más una tasa adicional establecida por cada banco.

Entre los requisitos más comunes está tener una cuenta con el banco, presentar tu alta ante el SAT, carta constitutiva de tu empresa, comprobante de ingresos y, en algunos casos, la firma de un obligado solidario.

Estas son las principales características de algunas de las opciones disponibles para créditos revolventes en el mercado mexicano, en estricto orden alfabético y con datos publicados por los bancos, para que las conozcas y escojas la que mejor se adapte a tus necesidades:

Banamex: Impulso Empresarial
Línea de crédito: Hasta 6 millones
Anualidad: 0.5% de la línea autorizada
Tasa de interés variable
Pago mínimo: Pagos mínimos mensuales equivalentes a 3% de capital más el interés generado a la última fecha de disposición, con un mínimo de $1,500.
CAT promedio ponderado: 1.5% sin IVA

Banco del Bajío: Pyme Negocios
Línea de crédito: N/D
Costo de renovación: 1% de la línea de crédito
Tasa de interés variable: Desde TIIE+7.3 hasta TIIE+13.751
Pago mínimo: lo que resulte mayor de 8% del monto del crédito o 12% del saldo insoluto
CAT promedio ponderado: 15.4% sin IVA

Banorte: Empuje Negocios
Línea de crédito: N/D
Anualidad: 750 pesos más IVA
Tasa de interés fija: 29.9%
CAT promedio ponderado: 25.9% sin IVA

BBVA Bancomer: Negocios
Para quienes tienen ventas anuales de más de 4 millones de pesos.
Línea de crédito: 50 mil a 4 millones 800 mil pesos
Anualidad: 0.50% de la línea otorgada + IVA
Tasa de interés variable: Desde TIIE + 8 hasta TIIE + 24
Pago mínimo: lo que resulte mayor de 7.5% del saldo revolvente + IVA + Intereses + Comisiones al corte, o 1.25% de la línea de crédito, o $5,000
CAT promedio ponderado: 17.5% sin IVA

BBVA Bancomer: Micronegocios
Para quienes tienen ventas anuales de 240 mil a 4 millones de pesos.
Línea de crédito: 20 mil a 300 mil pesos
Anualidad: 950 pesos más IVA
Tasa de interés variable: Desde TIIE+15 hasta TIIE+24
Pago mínimo: lo que sea mayor de 7.5% del saldo revolvente + IVA + Intereses + Comisiones al corte, o 1.25% de la línea de crédito, o $3,000
​CAT promedio​ ponderado: ​34.5% sin IVA.

HSBC: Negocios

Para quienes tienen ventas anuales de hasta 80 millones de pesos
Línea de crédito: hasta 5 millones de pesos
Anualidad: 2% de la línea de crédito
Tasa de interés variable: TIIE + hasta 30
CAT promedio ponderado: 14.73% sin IVA

Inbursa: Corporativa
Línea de crédito: N/D
Anualidad: sin costo
Tasa de interés fija: De 16% a 32%
Pago mínimo: lo que resulte mayor de 10% del saldo o 300 pesos
CAT promedio ponderado: 31.9%

Scotiabank: Línea Operativa Pyme
Para quienes tienen ventas anuales desde 2 millones de pesos hasta 50 millones de pesos.
Línea de crédito: hasta 5 millones de pesos
Anualidad: 1% de la línea de crédito
Tasa de interés variable: TIIE+8 hasta TIIE+12
CAT promedio ponderado:

Santander: Crédito Ágil
Línea de crédito: hasta 15 millones de pesos
Anualidad: 2.0% del monto de la línea renovada
Tasa de interés variable: hasta TIIE + 22
Pago mínimo: lo que resulte mayor de 7.5% del crédito usado o 100 pesos
CAT promedio ponderado: 18.77% sin IVA