PYME

Aprovecha la nostalgia para vender más

Ya sea por la incertidumbre actual o porque, como dice el dicho, todo tiempo pasado fue mejor, el recordar las épocas de antaño es una forma de provocar una conexión emocional de los consumidores con tu marca.
Sandra Hernández
22 marzo 2017 16:53 Última actualización 22 marzo 2017 18:8
Máquina de escribir vintage

Hacer que tus clientes recuerden los viejos tiempos puede fortalecer su conexión con tu empresa. (Especial)

CIUDAD DE MÉXICO.- En la búsqueda de nuevas maneras de hacer negocio, algunas empresas han encontrado en la nostalgia un buen mecanismo para impulsar sus productos.

Uno de los ejemplos más recientes es Nintendo con su consola NES Classic Edition, de la cual se vendieron 1.5 millones de unidades en solo tres meses, y la cifra no fue mayor debido a los problemas de escasez de inventarios.

En marketing, el objetivo al emplear la nostalgia es provocar un sentimiento único entre tus clientes a través del uso de elementos del pasado, ya sea tus mismos productos, imágenes o tendencias.

Otro de los ejemplos más claros es Coca-Cola, con el regreso de su clásica botella de vidrio o las imágenes que emplea cada año en su campaña navideña.

Y la añoranza no está limitada a las personas de mayor edad, pues los millennials han demostrado varias veces que también quieren recordar el pasado, tal como lo hicieron con el uso masivo de Pokémon GO.

Pero el uso del pasado no está limitado solo a las grandes compañías. Si quieres emplear el marketing de nostalgia en tu Pyme, sigue estos consejos:

-Utiliza imágenes y contenidos de tu archivo. Eso incluye las fotos de la inauguración de tu tienda o cómo se veía tu primer empaque. Si no tienes archivo, muévete para armarlo e implementa algún sistema para guardar materiales que te puedan servir en el futuro. Y si decides emplear fotos temáticas, pon atención a que sean libres de derechos.

-No solo del pasado vive el marketing de nostalgia. También debes crear contenidos nuevos. Y para darte una idea, recuerda todas esas listas de “Cosas que hacías en los 70” o “Los 90s fueron los mejores porque…” a las que seguramente les has dado clic cuando aparecen en Facebook. Liga los temas del pasado con tu producto o servicio, pues recuerda que lo que le sirve al vecino puede no ser lo mejor para tu marca, así que explota tu creatividad.

-Pon atención a qué podría ir mal al usar recuerdos. Lo más claro es cuando se utiliza una imagen que puede tener connotaciones negativas para ciertas personas, por ejemplo usar anuncios publicitarios de los 50s que hoy son considerados sexistas, pero también puede ocurrir incluso con algo inocuo.

Como ejemplo, el hashtag de McDonald’s #McDStories que se convirtió en un dolor de cabeza para la empresa de comida rápida pues en lugar de historias nostálgicas, los usuarios de Twitter decidieron emplearlo para contar sus peores vivencias, como empleados o clientes.

Aunque la empresa retiró la campaña promocionada tan solo dos horas después de lanzarla, la historia ya había tomado impulso y años después el hashtag sigue siendo usado para contar experiencias negativas.

-Monitorea tus redes sociales y escucha a tus clientes. Tal vez ellos estén anhelando algún producto o servicio que dabas antes y que podrías traer nuevamente.

-Aprovecha las celebraciones de eventos históricos o fiestas, siempre que sean relevantes a tu marca. De nada sirve que recuerdes el día de la inauguración del Metro de la Ciudad de México si tú das servicios de ropa para bebé.