Power Tools

¿Tu empresa está en crisis? Aquí hay 6 claves para solucionarla

Una crisis no tiene que ser sinónimo de hundimiento para que tu empresa se estanque o se hunda; hay medidas que puedes tomar para darle una segunda oportunidad. Conoce cuáles son.
Darinka Rodríguez
03 septiembre 2014 0:17 Última actualización 03 septiembre 2014 5:5
RP

Retener a tu talento es indispensable para manejar una crisis de la mejor manera posible. (Bloomberg)

CIUDAD DE MÉXICO.- Si tu compañía atraviesa por un momento difícil en la que su imagen y credibilidad está a prueba, puedes adoptar estas seis medidas para convertir a una crisis en sinónimo de segunda oportunidad.

1. Crea una gran historia de cambio. Los empleados necesitan un mensaje simple y directo sobre la historia de cambio que lleva a cabo la empresa. Todo el mundo debe entenderla y tiene que crear sentido de urgencia en la organización.

2. Despacio, evita errores que empeoren la situación. La primera hora después de la crisis es “la hora dorada”, donde se toman las decisiones clave, pero los primeros 15 minutos son los más importantes. En estos minutos es cuando recabas los hechos esenciales y reúnes a tu equipo de crisis para marcar los pasos del manejo óptimo. Todos sabemos que es una situación urgente pero debe ser precisa.

3. Se flexible, es imposible seguir al pie de la letra todos los puntos del plan de crisis. Lo importante es mantener el mensaje clave que quieres comunicar externa e internamente y adaptarse conforme evolucione la crisis.


4. Evalúa cambiar la imagen corporativa de tu empresa. Uno de los mejores momentos para cambiarla es una crisis, hay que recordar que la imagen no es eterna, las modas cambian, el mercado evoluciona con nuevos conceptos, las empresas amplían servicios y productos.

5. Cesa a uno o dos altos directivos. Este puede ser un punto muy polémico según McKinsey, quien asegura que existen gestores que son incapaces de cambiar de mentalidad y se quedan bloqueados defendiendo cosas que ellos creen que son verdad.

6. Encuentra y retén el talento. Necesitarás gente crítica que conozca la empresa y que sea capaz de apuntarte los problemas a que te enfrentarás. También es una buena oportunidad para encontrar los grandes líderes que están esperando una oportunidad. Para retener el talento, fíjate en las necesidades individuales de cada empleado.