Power Tools

Ser RP corre en el ADN
de profesionistas de alto nivel

La llegada del publirrelacionista Óscar Kaufmann a Comunicación Social del DF y el regreso de Daniel Karam a la agencia de RP Hill+Knowlton, es un paso lógico, señalan expertos del ramo, quienes destacaron que tanto en gobierno como en IP se requiere de interlocución y habilidad para la comunicación.
Elizabeth Cáceres
28 enero 2015 0:25 Última actualización 28 enero 2015 5:5
retratos

Daniel Karam y Óscar Kaufmannse integran a la IP y al gobierno, respectivamente. (Oscar Castro)

La reputación de una empresa se ve desde diferentes trincheras. Óscar Kaufmann, coordinador general de Comunicación Social del gobierno de Miguel Ángel Mancera en el Distrito Federal, y Daniel Karam, director de la agencia de Relaciones Públicas Hill+Knowlton, han coincidido durante sus carreras profesionales en la aplicación de soluciones estratégicas.

Al menos esa era una de las funciones principales de Kaufmann en 2014 cuando fue director de la misma agencia que ahora dirige Karam, y una de tantas del exdirector del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), hace apenas dos años.

La llegada de un publirrelacionista a un cargo público y el regreso de un exfuncionario público y anterior publirrelacionista a una agencia “es lógico, muy natural”, consideró Olga Oro de San Román, de la Asociación Mexicana de Profesionales de Relaciones Públicas (Prorp).


“Es un movimiento muy acertado del Gobierno del Distrito Federal para buscar a alguien que sabe cómo manejar la imagen pública. Óscar Kaufmann tiene años de experiencia. En tanto, Daniel Karam antes de incursionar en el sector público fue vicepresidente de la agencia a la que ahora llega como director. Por esa parte, que bueno que Hill+Knowlton pensó en él para su dirección”, dijo la publirrelacionista.

Oro de San Román consideró que las actividades que han desarrollado Kaufmann y Karam son connaturales para las Relaciones Públicas, pues ambas requieren interlocución y habilidad para la comunicación, ya sea en el sector privado o público.

Según la experiencia curricular de Kaufmann, su labor en el manejo de Relaciones Públicas cobró relevancia en los medios de comunicación cuando fue vocero de Industria Minera México en 2006, durante el derrumbe de la mina Pasta de Conchos donde murieron 63 trabajadores.

En el caso de Daniel Karam, un momento álgido que requirió su experiencia en el manejo de crisis fue a sólo tres meses de su llegada al frente del IMSS por el incendio de la guardería ABC en 2009 en el que murieron 49 niños.

El primer paso para el manejo de crisis es tener una política clara y un manual con los escenarios previstos, dijo Oro de San Román, “por lo tanto, la aportación de profesionales de relaciones públicas en el gobierno o en el sector privado nos permite imaginarnos en diferentes escenarios. En el caso de Karam y Kaufmann, ambas trayectorias respaldan su trabajo al frente de sus nuevas posiciones, saben cómo manejar la comunicación”.

En todo caso, dijo Luis Kaim, director de la agencia de Relaciones Públicas Estrategia y Comunicación, “podemos ver que no son tan diferentes una oficina de Relaciones Públicas y una dirección de comunicación social del gobierno”.

Respecto a la labor de Daniel Karam, quien durante su gestión dirigió la iniciativa del seguro popular, “me consta la habilidad que tiene en Relaciones Públicas, como director del IMSS fue muy accesible con los medios de comunicación y en redes sociales”, agregó.

Por lo que hace a la labor del nuevo vocero del Gobierno del Distrito Federal, Kaim dijo que aún cuando no conoce su desempeño, “el gobierno necesita desarrollar nuevas estrategias de comunicación, lo más importante es que sepa dar los mensajes puntuales, enfocados a su público objetivo y no dejar lugar a dudas”.

La experiencia que un publirrelacionista puede aportar en el gobierno también destaca en el manejo de crisis, señaló Kaim.