Power Tools

Seis puntos que debe considerar un líder

Un líder no lo es sólo por su discurso o actitud, también influye en ello la imagen que proyecta a través de su ropa o peinado. Conoce cuáles son los seis pasos básicos que un líder debe tener en cuenta al momento de presentarse al mundo.
Angélica Hernández
14 agosto 2014 0:25 Última actualización 14 agosto 2014 5:0
vestimenta lider

La empatía y el contacto visual son elementos clave para llegar a ser un líder. (Bloomberg)

CIUDAD DE MÉXICO.- Si buscas ser un líder al interior de tu organización hay elementos indispensables y al mismo tiempo sutiles que ayudarán a dar el mensaje indicado. Conoce los seis puntos que debes tener en cuenta: 

1. POSTURA: Ayuda a empoderarte, comunica elegancia y ayuda a mejorar el nivel de respiración.

2. VESTIMENTA: Los detalles hacen a un líder, elementos que comuniquen autoridad como unas mancuernillas, una pluma elegante, la cartera, el cinturón y los zapatos son una excelente inversión para mejorar la imagen.

En la mujer, los zapatos acorde al vestuario, la joyería que no sea muy llamativa y la bolsa de marca envían un mensaje de poder y entre más discreto es el logotipo de la marca se considera más elegante y de buen gusto.

3. GESTIONAR EMOCIONES: Ser más empático al momento de comunicarte con tu equipo de trabajo, esto también tiene que ver con poner las manos a la vista y evitar cruzar los brazos porque eso cierra el envío y la recepción de información.

4. PROTOCOLOS.Cómo te diriges a las otras personas, cómo reaccionas ante ciertas circunstancias, la primer imagenque muestres dice mucho de ti.

5. CONTACTO VISUAL: No tienes que ser agresivo y sostener una mirada muy penetrante pero si se debe mantener la mirada y para hacerlo más sutil siempre se tiene que dirigir la mirada al entrecejo.

6. MANEJO DE ESPACIOS: Si tocas o no a las personas, la gente es sensible y si lo haces en el momento correcto es muy impactante, siempre se debe tocar en la parte alta de la espalda y solo por unos cuantos segundos, nunca debe ser un contacto prolongado.