Power Tools

RP, el toque mágico
de taxis con un click

Con la incursión cada vez mayor de las marcas y servicios en las redes sociales, empresas que ofrecen servicio de taxis a través de aplicaciones buscan posicionarse en el mercado con campañas de RP en redes sociales sin gastar en publicidad.
Daniela Avilés / Omar Ruiz
17 febrero 2015 23:24 Última actualización 18 febrero 2015 5:5
Taxi

Compañías de taxis emplearán cada vez más las redes sociales para posicionar sus servicios. (Bloomberg)

La industria de Relaciones Públicas está en constante crecimiento en el mundo de las startups. Con la presencia de las marcas en las redes sociales y la comunicación directa con usuarios de Apps, muchos negocios crecen a pasos agigantados en un mercado cada vez más apetitoso y sin necesidad de invertir en grandes campañas de publicidad.

El impulso para el éxito de nuevas empresas se podría crear con sólo mezclar perfectamente un buen manejo de Relaciones Públicas, redes sociales y tecnología. Tal es el caso de la nueva modalidad de taxis 2.0 y conductores privados que han logrado un visible éxito gracias a la difusión y campañas bien llevadas a través de redes sociales, portales, videos en YouTube e incluso por medio de correos electrónicos.

José Akle, fundador de la empresa Yaxi, explica que la planificación para impulsar una campaña comienza desde observar el comportamiento de los usuarios de este mercado, “ya que al final lo más importante de desarrollarte en torno a las exigencias y necesidades de los posibles usuarios”.


Carlos Bonilla, vicepresidente ejecutivo de AB Estudio de Comunicación y experto en redes sociales, afirma que la nueva tendencia de servicio de taxi 2.0 es entrar al mercado creando campañas de Relaciones Públicas en redes sociales sin invertir un peso en publicidad.

Estas innovadoras empresas tienen un target específico con simples características: personas que viven al día la tecnología en el mundo de las Apps y obviamente que cuentan con smartphone, refiere José Akle, de Yaxi.

Para el lanzamiento de Yaxi probaron distintos medios para entender cuál les funcionaba mejor, “las redes sociales son el medio ideal por factores como el ahorro de costos, mayor difusión y sobre todo que puedes dirigirte a un público específico”.

Otro punto valioso de las redes sociales es la interacción en tiempo real con los usuarios, el poder atender quejas lo antes posible o simplemente agradecer los buenos comentarios, dijo el nuevo empresario.

A pesar de ser un modelo nuevo de empresa, las aplicaciones de Taxis 2.0 crecen a pasos agigantados. Los dos ejemplos sobresalientes son Uber y Easy Taxi. La primera inició en San Francisco, California, en el 2009, pero actualmente ofrece servicios de transporte en 54 países, abarcando 200 ciudades alrededor del mundo.

Hoy, la aplicación de servicios está valorada en más de 18 mil millones de dólares –una de las más altas de la historia para una startup de Silicon Valley– y recientemente ha llevado a cabo una ronda de financiación que le ha reportado mil 200 millones de dólares.
Easy Taxi da servicio en 33 países y 170 ciudades. En México están presentes en el Distrito Federal, Cancún Guadalajara, León, Monterrey y Puebla.

Jaime Aparicio, director Regional de Norte y Latinoamérica, de la empresa de Taxis 2.0 Easy Taxi, explica que la empresa trabaja junto con su equipo global, ubicado en Brasil, y se complementa con recursos humanos locales.

Su estrategia no es sólo difundir sus servicios en las diferentes plataformas digitales, sino analizar la conducta de los clientes, sus preferencias, sus necesidades y sus expectativas que coadyuven a crear usuarios fieles.

“Tomando en cuenta que nuestra oferta de valor no es la misma que comprar zapatos online, que nosotros vendemos seguridad, comodidad, rapidez y transporte eficaz; el cliente necesita conocernos de dentro hacía afuera”, señala Aparicio.

Sin embargo, el crecimiento de estas startups ha originado molestia a los taxistas regulares en el mundo.