Power Tools

Replantear estrategias para 2015, reto
de empresas de RP

Pese a que en 2014 cada vez más empresas se enfocaron en aplicar mejores estrategias de comunicación, especialistas coinciden que éstas deben ser cuidadas y en dado caso renovadas como en el caso de las redes sociales, área que debe ser revisada este año.
Darinka Rodríguez
21 enero 2015 0:6 Última actualización 21 enero 2015 5:5
RP

Las empresas deben revisar para 2015 sus estrategias en redes sociales, las cuales aún son su Talón de Aquiles. (Sabina Iglesias)

CIUDAD DE MÉXICO.- El 2014 fue el año de las Relaciones Públicas. De acuerdo con cifras de la Asociación Mexicana de Profesionales en Relaciones Públicas (Prorp), en el año que concluyó cada vez más empresas hicieron conciencia de crear un plan integral de comunicación, situando a la industria en México con un valor de 5 mil 607 millones de pesos.

“Los publirrelacionistas destacan que la principal tendencia son las estrategias integrales de comunicación, de 360 grados, que implica la investigación y planeación, así como la profesionalización, con una mayor especialización y fortalecimiento de la creatividad”, señala el estudio de Prorp.

No obstante, de acuerdo con los especialistas consultados no basta con tener un plan y olvidarse de el, sino hay que atenderlo y de ser necesario, renovarlo. El área de redes sociales y el terreno digital son el talón de Aquiles de varias empresas, y se tienen que revisar.


TERRENO DIGITAL, A PRUEBA

Mariana Tuis, vicepresidenta de marketing communications de Hill + Knowlton Strategies, indicó que llevar las redes sociales por separado puede ser un costoso error. “El primer tema es la crisis en redes sociales, que es clave, pues lo están manejando agencias digitales que no necesariamente tienen el expertise en cuanto a la comunicación integral de la compañía, no conocen todos los pormenores de las empresas y en 2014 vimos situaciones caóticas en diversas compañías internacionales, porque un Community Manager ha posteado algo que no cae en gracia y que incluso ofende”, explicó en entrevista.

Un estudio de la firma Harris Interactive señala que en un año, de 2013 a 2014, el número de personas que encontraron material considerado como ofensivo o absurdo en las redes sociales creció de 43 a 51 por ciento, situación que afecta severamente la reputación de una compañía, sea pequeña o grande.

Rich Becker, experto en Relaciones Públicas en Estados Unidos, sostiene que esta situación es crucial para las empresas, pero sobre todo para los publirrelacionistas. “La mayoría de los comunicadores estratégicos tiene su foco en la mejora de la experiencia del cliente puntos de contacto, y en ciertos casos, algunos de estos profesionales de alto nivel están en busca de los puntos de contacto sin pasar por las plataformas volátiles, es decir, los consumidores ya están siendo influenciados por la negatividad”, expuso.

En tanto, Montserrat Padierna, vicepresidenta de área digital de Edelman México, explicó que muchas empresas temen entrarle al terreno digital o de redes sociales por la gran cantidad de mensajes que se propagan en la red.

“Todas las empresas deben tener presencia, el chiste es saber cómo hacerlo pues no todas son susceptibles de todas las redes y nosotros debemos de entender cuál es el objetivo de la empresa, de manera que les ayudemos a crear un plan para introducir a las empresas en el ámbito digital de una manera natural y de acuerdo a lo que la empresa puede y quiere hacer”, dijo.

REPUTACIÓN

Una buena reputación es un concepto fundamental para el correcto desarrollo de una compañía, pues va más allá de simplemente ser bien visto al tener un fuerte impacto en la economía de una empresa. De acuerdo con el último reporte de Reputation Institute para México en 2014, el 65 por ciento de las compañías consultadas afirma que la reputación corporativa tiene alta prioridad dentro de la empresa, mientras que más de la mitad de las empresas asegura que la reputación corporativa tiene, al día de hoy, mayor prioridad de la que tenía el año anterior.

Al respecto, Padierna recomendó sentar las bases empresariales sobre las cuáles se trabajará. “Entender los objetivos del negocio, qué es lo que se persigue en el año, semestre o trimestre y asociarlo a una estrategia de comunicación correcta, pues puede ser esquizofrénica, además de la conformación de equipos multidisciplinarios que aporten a esta estrategia”, añadió.