Power Tools

Relacionista público
y periodista, ambos
con el mismo ADN

El ADN de un periodista no difiere en gran medida con el
de un publirrelacionista; aquellos que han pasado de los medios de comunicación a las firmas de RP, coinciden en que ambos comparten el trabajo bajo presión y el dominio de diversos temas y funciones.
Everardo Martínez
19 mayo 2015 23:31 Última actualización 20 mayo 2015 5:5
PR

El periodista y el RP comparten no tener horarios fijos y el trabajo bajo presión.(Bloomberg)

Si en algo se parecen un relacionista público y un periodista, es en el ritmo de trabajo bajo presión, no tienen un horario fijo, deben ser interdisciplinarios para hablar de cualquier tema, manejo de crisis mentales y ahora más que en otras épocas son multitasking, en general tienen un ADN similar sino es que el mismo.

El reflejo de la realidad es que periodistas han pasado de las filas de un medio de comunicación a las de una agencia de Relaciones Públicas o a conformar las suyas, cual fuera el destino, sus vidas no son muy distintas, aunque en la retórica de sus rutinas, no tienen un día igual a otro.

La redacción exige, hay límite de tiempo por la urgencia de cerrar ediciones y ángulos adecuados

Lilia Carrillo Ugalde pasó por las filas de Notimex, El Economista y Reforma, siete años inmersa en el periodismo y en particular cubriendo la fuente de economía, el panorama financiero internacional y la iniciativa privada nacional.

Coincidió en que es el mismo ADN. Ahora que es socia de Meraki México dijo que el salto de una redacción a ser parte de un departamento de RP implicó un lógico cambio que se tradujo en disminución del trabajo bajo presión.

Pasó a Deloitte en el 2000, no se apartó para nada de la fuente porque la firma donde llegó ofrece servicios de auditoría, finanzas, legales, impuestos, tecnología, entre otros, lo que cambió, dijo, fue el ritmo de trabajo.

“En una redacción la exigencia es todo el tiempo, hay límite de tiempo por la urgencia de cerrar ediciones y de que los ángulos se adecuen a lo requerido por el medio; por otro lado siendo relacionista público la presión disminuye, pero se necesitan las mismas cualidades de un reportero como las correctas decisiones de ángulos, y objetividad”, explicó.


Óscar Sánchez estuvo en los medios de comunicación por 20 años, pasó por Ovaciones, El Universal y fue coordinador general de información en Radio Trece noticias; en 2007 los azares lo recogieron del periodismo y lo colocaron en las manos de las RP.

El actual director de Gecox, agencia de RP que trabaja con ONGs, coincidió que en términos generales es el mismo ADN porque continúa la idea de estar informado, lo que obliga a las agencias a estar en contacto con los medios de comunicación y actualizarse. En su etapa de periodista observó que las ONGs son organizaciones o asociaciones que necesitan un mejor manejo de información y sus contactos.

“Ambas profesiones se complementan, una requiere más pragmatismo y otra requiere más estrategia”


Rosa Elena Luna, quien trabajó 23 años como periodista en Radio Monitor, Reforma y Animal Político, pasó a ser ejecutiva de cuenta en Guerra Castellanos en 2010 y posteriormente en 2014 abrió su agencia Libre Expresión.

Para la ahora RP existe mucha similitud con el periodismo debido a que ambos buscan la nota, los reporteros para convencer a sus editores o jefes de información y los RP para convencer a los reporteros o editores.

“El haber pasado del periodismo a las relaciones públicas representa conservar una mentalidad parecida y una empatía por el reportero porque al momento de realizar invitaciones y/o comunicados se debe ser preciso e inmediato”.

Agregó que es prácticamente el mismo ADN porque en el entorno laboral del RP también hay competencia por mandar la mejor invitación e información. Se debe ser, entre otras cosas, multidisciplinario.

Pasar del periodismo a las Relaciones Públicas representa una empatía con el reportero

Antonio Sánchez, de Empower Business Solutions, con una trayectoria de idas y vueltas, entre medios de comunicación, oficinas de prensa y agencias de RP, señaló que el ADN es el mismo, aunque condicionado a que primero seas periodista para entender las necesidades de los medios.

La trayectoria de un periodista se ve llena de transiciones o de fuente, incluso fuera del periodismo