Power Tools

Relaciones Públicas,
con un toque fashionista

Para posicionar a una marca o a un talento del diseño mexicano en los principales eventos de moda en el país, las RP son esenciales, puesto que parte de su trabajo es proyectarlos, cuidar su imagen y dar a conocer su trabajo.
Darinka Rodríguez/Paulina García
11 noviembre 2014 23:33 Última actualización 12 noviembre 2014 5:5
RP

Las RP pueden ayudar a posicionar a marcas y diseñadores en los eventos más importantes de moda. (Carlos López)

CIUDAD DE MÉXICO.- Para tener buenos reflectores, la industria de las Relaciones Públicas es quien construye la pasarela en la que desfilan los actores de la moda, mediante una buena herramienta de comunicación y en particular cuando se pretende construir una carrera brillante y llena de glamour en una industria con desarrollo incipiente en México.

José Manuel Borbolla, director de RP de Coloürs, firma encargada de afinar detalles en torno al Mercedes Benz Fashion Week (MBFW) en nuestro país, destacó que a pesar de la importancia de la estrategia, suelen ser los primeros en tener problemas cuando de presupuesto se trata.

“A pesar de ser una herramienta necesitada para la promoción de una marca, también somos los primeros que sufrimos un impacto cuando hay una reducción económica, lo que quiere cualquier marca es vender y la mayoría de las veces se van a ventas, mejora de productos, y marketing y comunicación pasan a un segundo término cuando no deberían, pues es precisamente en momentos de crisis cuando más se necesita de la promoción y de la buena imagen de las marcas, y mantenerse en la mente del consumidor”, dijo en entrevista.


En tanto, Sara Cuellar, directora de su firma de comunicación y responsable de la estrategia de marcas como Converse y diversos diseñadores, apuntó que aún cuando son quienes menos reciben presupuesto, son también quienes colocan a los jóvenes talentos del glamour mexicano en las pasarelas más importantes.

“Si no es por la labor de comunicación y relaciones públicas es difícil que entren al Fashion Week y las RP ayudan a eso: nuestro trabajo es proyectarlos, cuidar su imagen, que todo mundo conozca su trabajo y darle valor”, destacó.

ESTRATEGIA HECHA A MANO

Pasar de ser un país maquilador a creador de piezas textiles de diseño de moda no ha sido un camino fácil. “Aún falta para llegar a un resultado de confianza, percepción y credibilidad al cien por ciento, todavía hay gente que se resiste, falta mucho para que un consumidor prefiera algo mexicano y es necesario un compromiso en círculo, de medios, marcas, consumidores y productores”, dijo Natalia Ferriz, directora de Relaciones Públicas de Makken.

Gracias a esa buena estrategia, actualmente el MBFW de México es el tercer mejor del mundo sólo tras las pasarelas de Berlín y Nueva York, aseguró Borbolla. “Se ha profesionalizado y dignificado a las RP, y por otro lado la industria de la moda también, los empresarios de moda que han nacido tienen su plan creativo y fabrican nuevas marcas”, apuntó.
Sin embargo, crear camino con tanta competencia internacional no es fácil, sobre todo cuando las firmas de alta costura llevan años construyendo su marca y sus relaciones. “Les ha costado un camino muy grande a las marcas mexicanas pero lo están logrando”.

La importancia del sector no es menor en el país y su crecimiento tampoco. Cifras de la Cámara Nacional de la Industria del Vestido (Canaive) indican que el sector genera 331 mil empleos directos y se constituye por alrededor de 8 mil 400 empresas y se construye también, con un buen mensaje.

“Es un tema de reputación, porque tienes que ver a través de la prensa, líderes de opinión etcétera. que comprar un producto nacional sea un orgullo pues no solamente está bien comprar moda mexicana si no que también estás orgulloso de usarla’; talento, producto y calidad los hay”, dijo Borbolla.