Power Tools

Quiero ser un RP, 
¿qué necesito?

Paciencia, facilidad para llevar una conversación, así como la capacidad para ejecutar diversas tareas al mismo tiempo, son algunas de las competencias que deberás desarrollar si quieres ser un profesional de las Relaciones Públicas.
Everardo Martínez
07 abril 2015 23:26 Última actualización 08 abril 2015 5:5
RP

Para ser un buen RP, es necesario cultivas distintas competencias. (Alejandro Rodríguez)

Una profesión relativamente nueva y que tiene cimientos en muchas áreas especializadas; una labor que cristaliza la buena educación y la vocación en una persona; el trabajo que requiere ciertos dotes para su puesta en marcha y aunque parece ser una carrera simple en realidad es exigente hasta la médula espinal.

Ser un relacionista público tiene su particular modo. Olga Oro Coppel, presidenta de PRORP, explica que no es indispensable tener una licenciatura en Relaciones Públicas aunque es lo ideal.

“Las carreras exclusivas de RP en México tienen pocos años, por ello muchos de estos profesionales ostentan títulos de carreras en Comunicación, Administración, y de otras áreas”. Lo que sí es necesario, continúa, es contar con una preparación académica importante y ser bilingüe.

Así se obtendrían las técnicas, pero ser RP requiere, como toda profesión, una vocación que se adquiere con la historia personal. Dentro de la perspectiva de quien ha sido una relacionista pública por más de 25 años, es necesario ser paciente, tener algunas habilidades para escribir y que le sea fácil entablar una conversación.


“Se debe ser multitasking —que puedes realizar muchas tareas incluso al mismo tiempo—, y organizado porque es necesario proponer temas a los medios, atender a sus cuentas, formular estrategias, buscar nuevos prospectos de clientes, coordinar oportunidades con nuevos canales de comunicación, controlar crisis, entre otras tareas”.

LOS PRIMEROS PASOS
Uno de los pioneros en el ámbito de las relaciones públicas, Carlos Bonilla, vicepresidente ejecutivo de AB Estudio de Comunicación, refiere que para un recién egresado no es viable crear una agencia por el bagaje que esto requiere y también cree que los novatos deben encaminar su esfuerzo a incorporarse a una firma.

Dado su grado de dificultad, los aspirantes deben adherirse a la práctica profesional, preferiblemente, desde la academia para adquirir conocimiento e insuflar su agenda, por otro lado el experto percibe que la idea de construir una nueva empresa es exclusiva para los profesionales con nutrida experiencia.

El RP se hace no se nace, es necesaria una preparación profesional; el relacionista no es el bufoncito de la fiestecita

Siempre habrá excepciones. Susana Ibarrola, directora general de Ibarrola & Asociados advierte que crear una agencia antes de ganar experiencia es como aprender el oficio y al mismo tiempo aprender a ser empresario, son dos cosas muy diferentes y para el caso aplica un doble riesgo, no aprender el oficio a la perfección y tener pérdidas de capital por ello.

Sobre las cosas que enfrenta un relacionista público añade que en la práctica hay muchos recovecos, lo que otorgarán, indudablemente, la experiencia que en todas las profesiones u oficios es la plataforma de partida.

Para dicha profesión no hay edades ni un género en particular, aunque últimamente las mujeres han prevalecido, la publirrelacionista con más de 25 años de carrera, considera que con la experiencia, la vocación y la adecuada formación cualquier persona puede ser un RP.

TIPS
Profesionalización. Poseer conocimientos sobre comunicación y marketing.

Multitasking. Ser el director de la orquesta; habilidad de realizar diversas tareas al mismo tiempo.

Plan de Negocios. Tener claras las estrategias y alcances potenciales de la empresa.

Análisis de Mercado. Explora el entorno y haz una proyección de clientes potenciales.