Power Tools

¿Qué dices cuando no hablas?

Tienes ante ti el negocio de tu vida o la plaza que soñabas, pero tus gestos, posturas o tono de voz pueden tirarte la oportunidad. Sólo 7 por ciento de la información en una conversación se transmite mediante la comunicación verbal.
Ilse Santa Rita
19 marzo 2014 23:27 Última actualización 20 marzo 2014 13:48
El saludo, la sonrisa y las piernas son algunos elementos del lenguaje corporal.

El saludo, la sonrisa y las piernas son algunos elementos del lenguaje corporal.

Cuando de negocios se trata, explicar los beneficios de un trato a un socio potencial o cliente es tan importante como proyectarle seguridad y confianza, evita que tu lenguaje corporal te traicione. La comunicación no verbal es un factor primordial y una dimensión más de la negociación.

Mover las piernas todo el tiempo, jugar con algún objeto, tocarte constantemente un arete o incluso cruzar los tobillos aunque tu interlocutor no pueda verte son factores que influyen a la hora de cerrar un trato o para conseguir una posición en una empresa.

Según estudios realizados por el psicólogo Albert Mehrabian, sólo 7 por ciento de la información en una conversación se transmite mediante la comunicación verbal, mientras que 55 por ciento se atribuye al lenguaje corporal (gestos faciales, posturas) y 38 por ciento a la voz (volumen, entonación y ritmo).

Mejorar tu comunicación no verbal tendrá efectos en la percepción de los demás sobre ti e influirá en tu seguridad y la forma en que te relacionas con los demás.

“El lenguaje corporal no sólo le habla al interlocutor, también te habla a ti mismo”, afirma Renata Roa, consultora en Imagen y Comunicación Facial.

EL SALUDO

Al llegar, evita dar un saludo débil o uno “tronahuesos”. Lo ideal es dar un saludo que sea firme, en el que embonen los dos dedos pulgares y dar dos bajadas.

Además, debes evitar saludar de beso independientemente si tu interlocutor es hombre o mujer. “Sólo se corresponde cuando el interlocutor pronuncia el saludo de beso”, dice David Navarro, consultor en imagen pública y director general de Imagen Excellence.

LA SONRISA
En cuestiones laborales, particularmente en ventas, las personas deben tener capacidad para sonreír y hacer un contacto visual confiable para generar empatía, dice Navarro.

“La sonrisa y el contacto visual son clave para la persuasión y son especialmente importantes para las personas dedicadas a las ventas”, agrega.

LAS MANOS

Durante la reunión, las manos deben estar siempre visibles, evitar tenerlas dentro de los bolsillos o cruzar los brazos a menos que tu intención sea comunicar indiferencia, desinterés o incluso prepotencia, dice Renata Roa.

Pero cuidado, el movimiento brusco y desmedido de las manos puede distraer. Lo mejor es mantenerlas equilibradas con la conversación, de manera que sirvan como apoyo y no como distracción.

1
 

LAS PIERNAS

Puedes cruzar las piernas, pero evita abusar de este recurso. Opta por esta opción cuando la conversación cobra ritmo y más confianza, pero procura iniciar el encuentro con los dos pies sobre el suelo, así evitarás el movimiento nervioso de pies.

“Tener las dos plantas de los pies sobre el piso generará mayor confianza en nosotros y favorece la postura erguida. Esto se reflejará en una conducta más segura aunque el interlocutor no esté observando tus piernas”, dice el especialista de Imagen Excellence.

Lenguaje corporal
1
 

Al mover repetidamente los pies proyectas nerviosismo e inseguridad. Procura tener las dos plantas de los pies sobre el suelo.

ilustración de persona moviendo pie
1
 

Sentarte en la orilla de la silla sin tocar el respaldo significa que tienes urgencia por retirarte de la reunión, evita hacerlo

Ilustración de mujer al borde del acietno
1
 

EL ROSTRO

Las microexpresiones son toda una ciencia y aunque tu interlocutor no sea un experto en lectura de movimientos faciales, un gesto tuyo puede generarle un mal sabor de boca y ni siquiera estará seguro de la razón, expone Carlos Raffoul, consultor en neurobranding e imagen pública y director general en Raffoul Imagen y Comunicación.

Evita que esto te pase eliminando movimientos bruscos en nariz, ojos y boca así como tocarte el rostro con frecuencia o tocar tus aretes ya que podrías enviar mensajes equivocados de inconformidad, falta de interés, de estar mintiendo o de nerviosismo.

Ilustración de mujer tocando su arete


EL CELULAR

Evita dejar el celular sobre la mesa. Se sugiere dejarlo en silencio y colocarlo en la bolsa del saco o, en el caso de las mujeres, en la bolsa de mano. Esto evitará que se convierta en un distractor y que la otra persona crea que no pones atención a lo que dice, sugiere Renata Roa.

1
 

TUS BRAZOS

Existen diferentes cruces de brazos y no todos son negativos, algunos de ellos pueden ser de autocontrol, pero generalmente significa que la persona está cerrada a la conversación. Si lo que quieres es comunicar apertura y confianza, evítalo.

Ilustración de brazos cruzados