Power Tools

¿Pueden las clases gratuitas ayudar a tu carrera?

Un estudio publicado por la Universidad de Pennsylvania, la Universidad de Washington y la plataforma Coursera analizó el impacto de los cursos gratuitos en línea en sus usuarios y los resultados fueron muy diferentes a los proyectados. 
Bloomberg
25 septiembre 2015 21:44 Última actualización 27 septiembre 2015 5:0
señor con computadora

Las clases virtuales y gratuitas han sido una decepción para las empresas de tecnología de la educación, quienes comercializaron inicialmente las ofertas como un arma contra la desigualdad en el aprendizaje. (Bloomberg)

A pesar de sus problemas, las clases gratuitas en línea podrían tener un efecto neto positivo en su carrera. Un nuevo estudio muestra que la mayoría de las personas que tomaron un curso en línea masivo y abierto gratuito (MOOC, por sus siglas en inglés) dicen que los ayudó en su carrera, incluso permitiéndoles obtener un nuevo trabajo o ayudándoles a iniciar un negocio.

"Este tipo de investigación ilustra las posibilidades que los cursos MOOC ofrecen para cambiar el panorama educativo", escriben los autores del estudio, publicado el martes en la revista Harvard Business Review.

El estudio fue realizado por investigadores en Coursera, una plataforma de educación en línea, y por profesores de la Universidad de Pennsylvania y de la Universidad de Washington, quienes han enseñado en cursos MOOC. Los investigadores encuestaron a 52 mil personas en todo el mundo que han tomado estos cursos. El setenta y dos por ciento dijo que su clase en línea los ayudó profesionalmente. Dentro de ese grupo, un cuarto de los encuestados citaron las clases como una de las razones por las que encontraron un nuevo empleo. El nueve por ciento reconoce que su MOOC les sirvió de ayuda para iniciar un negocio.

Las clases virtuales y gratuitas han sido una especie de decepción para las empresas de tecnología de la educación, las cuales comercializaron inicialmente las ofertas como un arma contra la desigualdad en el acceso al aprendizaje. La investigación muestra que casi todos los que se inscriben en un MOOC no lo termina. La gran mayoría de los clientes de los MOOC resultaron ser empleados con una buena formación, en lugar de ser luchadores desfavorecidos a los que las empresas estaban teóricamente ayudando.

"¿Son los cursos MOOC simplemente una distracción intelectual para los ricos y bien educados?", pregunta el estudio, resumiendo el escepticismo que ha acarreado la industria de los MOOC durante años.

Los autores, que admiten que tienen un fracaso en esta lucha en particular, ofrecen valientemente algunas pruebas para contradecir la desesperación. Los estudiantes de los MOOC de los países en desarrollo fueron más propensos que las personas de los países desarrollados a decir que los cursos impulsaron su vida profesional de manera tangible, según el estudio. En los países en desarrollo, los estudiantes de menores ingresos fueron los más optimistas sobre el impacto que tienen los cursos en la carrera. En general, los cursos parecen tener un mayor impacto en la carrera para las personas que no han terminado la universidad.

Por supuesto, el 80 por ciento de los clientes de los MOOC ya tienen una licenciatura, y el 60 por ciento provienen de países desarrollados, reconoce el estudio. Eso sugeriría que las personas con más probabilidades de beneficiarse de las clases gratuitas en línea no son quienes las toman.