Power Tools

Poroshenko acusa a Rusia de "agresión abierta" ante avance de rebeldes

El ejército ucraniano reportó un enfrentamiento contra un batallón de tanques rusos en el aeropuerto cercano a Luhansk, por lo que el presidente, Petro Poroshenko, reiteró la acusación contra el gobierno de Vladimir Putin.
Reuters
01 septiembre 2014 8:5 Última actualización 01 septiembre 2014 8:5
Petro Poroshenko

El presidente de Ucrania, Petro Poroshenko, acusó a Rusia de "agresión abierta". (Reuters)

KIEV/MOSCU. El presidente ucraniano, Petro Poroshenko, acusó a Rusia de una "agresión directa y abierta" y agregó que había cambiado radicalmente el balance en el campo de batalla mientras las fuerzas de Kiev sufrieron un nuevo revés en la guerra con los separatistas pro Moscú.

El ejército ucraniano dijo que sus tropas recibieron la orden de retirarse de un aeropuerto vital en el este del país, cerca de la ciudad de Luhansk, donde han estado luchando contra un batallón de tanques rusos.

Poroshenko señaló, en un discurso, que podría haber cambios en la cúpula de las fuerzas armadas rusas, cuyos soldados huyeron ante un nuevo avance rebelde en el sur, que los aliados occidentales de Kiev dicen que ha estado respaldado por Rusia.

El presidente ruso, Vladimir Putin, quien llamó este domingo a negociaciones inmediatas sobre la "categoría de estado" del sur y este de Ucrania, culpó a los líderes de Kiev de negarse a sostener conversaciones políticas directas con los separatistas.

Putin también esperaba que el "sentido común" prevaleciera en Occidente sobre la posibilidad de imponer sanciones económicas adicionales, pese a las negativas de Moscú de estar ayudando a los rebeldes.

China dijo que más medidas sólo complicarían la crisis, pero la canciller alemana, Angela Merkel, subrayó que aceptar el comportamiento de Rusia no era una opción.

Hasta la semana pasada, Ucrania parecía estar cerca de controlar la rebelión de cuatro meses en el este, que estalló después de que un presidente pro Moscú fue destituido por protestas populares.

Pero luego los rebeldes abrieron un nuevo frente en el sur, sobre la costa del Mar de Azov, acercándose hacia la ciudad de Mariupol.

Poroshenko repitió la afirmación de Kiev de que las fuerzas rusas están ayudando a los rebeldes en la guerra.

"Se ha lanzado una agresión abierta y directa contra Ucrania por parte de un país vecino. Esto ha cambiado la situación en la zona de conflicto de un modo radical", declaró en un discurso en la academia militar de Kiev.

Durante una vista a Siberia, Putin volvió a llamar al diálogo. "Los actuales líderes de Kiev no quieren llevar adelante un diálogo político sustantivo con el este del país", dijo el mandatario, según fue citado por la agencia de noticias Itar-Tass.

El pasado domingo, un portavoz de Putin dijo que el llamado a conversaciones del presidente sobre la "categoría de estado" del sur y este de Ucrania no significaba que Moscú apoyara los pedidos de los rebeldes de independencia sobre el territorio que tomaron.

Consultado sobre si la "Nueva Rusia", un término usado por los rebeldes pro Moscú para su territorio, aún debería ser parte de Ucrania, el portavoz Dmitry Peskov respondió: "Por supuesto".

"Sólo Ucrania puede alcanzar un acuerdo con la Nueva Rusia, tomando en cuenta los intereses de la Nueva Rusia, y ésta es la única manera de llegar a un acuerdo político", agregó.