Power Tools

Modelo educativo
en México no
fomenta la creatividad

Mientras que los modelos educativos de países europeos equilibran la teoría de las aulas con la práctica en las empresas, en México aún hay tarea pendiente en campos como el intercambio estudiantil y la investigación.
Angélica Hernández
10 agosto 2014 21:29 Última actualización 11 agosto 2014 5:0
Modelo educativo

A pesar de los esfuerzos, el modelo educativo de México aún enfrenta garndes retos en varias áreas. (Alejandro Gómez)

CIUDAD DE MÉXICO.- El modelo educativo en México es un sistema que debe ser más rápido y eficiente ante los cambios marcados por un mundo globalizado, y a pesar de que en nuestro país se están haciendo esfuerzos significativos, aún hay una gran área de oportunidad en hacer obligatorio el inglés y las prácticas profesionales, fomentar el intercambio estudiantil y la investigación.

De acuerdo a Ana Lorena Mascarua, vocera de vinculación académica de Manpower México, esta es una tarea compartida entre el Gobierno, las empresas y las instituciones educativas.

“Dentro de las mejores universidades están las inglesas, ya que su valor agregado es la investigación y creación de conocimiento. En Alemania, por ejemplo, su sistema es totalmente dual, es común que los jóvenes al tiempo que estudian estén dentro de las empresas aplicando los conocimientos adquiridos en las aulas. De hecho ese modelo es 50 por ciento teórico y 50 por ciento práctico”, apuntó Mascarua.


Mientras que en México es 70 por ciento teórico y 30 por ciento práctico, por lo que urgió que los modelos educativos migren hacia un 50-50 para que se permita a los jóvenes aplicar sus conocimientos.

Agregó que de manera general en Latinoamérica, la educación es muy tradicional, “ni siquiera Estados Unidos tiene un sistema como los europeos, aunque ellos trabajan mucho en la parte de la investigación y en los intercambios, lo que robustece mucho al egresado porque le da el valor agregado multicultural”.

TAMBIÉN EN LATINOAMERICA

Los modelos educativos en México, y en general en Latinoamérica, tienden a ser mucho más tradicionales, es decir, estructurados y respetando las jerarquías, mientras que en Europa o Asia, tienen un modelo más creativo, libre, personalizado y activo.

“Esto ya corresponde mucho más a las culturas de los países, en Europa son escuelas que se han inclinado mucho más por la enseñanza libre, es decir personalizada a través de la investigación, promueven el libre pensamiento, no les asusta que el alumno acabe pensando diferente al maestro, sólo que al mismo tiempo se ha ido desvinculando de la interacción entre alumno y maestro”, dijo Ana Estrada, directora de Brújula Interior.