Power Tools

Los líderes ¿nacen,
se hacen o crecen?

Más allá del origen de un líder, expertos coinciden en que éste debe de ir acompañado de una buena estrategia de comunicación que le permita convencer y generar confianza al interior de su organización o empresa y así, convertirse en un factor que contribuya a su crecimiento.
Darinka Rodríguez
30 septiembre 2014 22:39 Última actualización 01 octubre 2014 5:5
RP

Un buen líder debe ir siempre armado con una efectiva estrategia de comunicación. (Alejandro Gómez)

CIUDAD DE MÉXICO.- La película El Discurso del Rey, ganadora de un premio Oscar en 2010 y dirigida por Tom Hooper, dibuja el dilema de un líder cuya estrategia de comunicación es fallida y su desenlace es feliz al culminar con un mensaje limpio: el personaje principal logra vencer la tartamudez, su mayor obstáculo para coronar su mandato.

Fuera del séptimo arte, sin embargo, el debate sobre el liderazgo organizacional va más allá de reflectores y puede colocar a una institución en situaciones vulnerables. ¿Un líder que comunica nace o se hace?

Para Luis Kaim, director de Estrategia y Comunicación, el paradigma es claro. “El verdadero líder se hace a través del tiempo y para ello, se debe definir una estrategia, de otro modo no se puede establecer un liderazgo.


“Los líderes se tienen que preparar con estrategias para convencer y generar confianza, lo cual es clave para el desarrollo de una organización y también si se habla de temas delicados como los financieros”, dijo en entrevista.

Carlos Herrero, presidente de Estrategia, Comunicación y Medios, establece que un líder que comunica y que teje redes en su entorno tiene la posibilidad de desarrollar su negocio con más facilidad. “El mensaje que da tiene que ser relevante, tener un valor agregado pero al mismo tiempo, sencillo”, indicó.

Por su parte, Humberto Castro, consultor en comunicación y gerente de Asuntos Corporativos y de Gobierno de Mondeléz Internacional, sabe que los líderes nacen, pero el carisma sólo tiene el 70 por ciento de la batalla ganada.

“Existen estrategias de comunicación, posicionamiento y vinculación que ayudan a desarrollar el liderazgo haciéndolo más efectivo para una organización o en cualquier contexto, y un buen líder, cuando lo sientas frente a su público ejerce su liderazgo”, señaló.

Más allá de encontrar el hilo negro sobre el origen del liderazgo en un individuo, los especialistas coinciden en que las habilidades referidas por un buen plan de comunicación son las que dotan al líder de la
victoria.

“Las estrategias ayudan a transmitir de la mejor forma los objetivos comunes que tiene la organización y en segundo establecer vínculos y canales ideales para transmitir el mensaje fuera de la organización”, señaló Castro.

¿Qué debe contener el mensaje de un líder?

Pararse en un estrado puede ser una experiencia imponente para el expositor, pero plantear el futuro de un negocio ante inversionistas o comunicar malas noticias a cinco personas puede ser determinante para la cabeza de una organización.

Por ello, el mensaje de un líder debe contener ciertas características que van más allá de la forma y que apelan a la sustancia de guía institucional.

En primer lugar, el conocimiento de su materia es fundamental. “Que sea capaz de comunicarse de manera efectiva, es decir constante, congruente y conciso, que el liderazgo no sólo se valga en hacer promesas o motivar generando expectativas que no siempre son alcanzables”, expuso Castro.

Herrero distingue tres elementos clave para un buen líder: hablar siempre con la verdad, tener humildad para reconocer aciertos y tener un objetivo claro al comunicar.