Power Tools

Las agencias de RP y la
evolución de los medios

Las agencias de relaciones públicas han cambiado de forma importante su manera de operar y de entregar resultados a sus clientes. Esta industria basaba sus esfuerzos en conseguir presencia en medios impresos, pero con la penetración del internet, muchas RPs tuvieron que adaptarse a nuevos modelos.
Fernanda Ramírez / Directora de Comunicación Spread 
09 diciembre 2015 21:17 Última actualización 10 diciembre 2015 4:55
relaciones públicas

La receta es equilibrar los medios tradicionales y las nuevas tecnologías. (Especial)

Una estrategia de relaciones públicas y comunicación exitosa debe contemplar a los medios impresos, pero nunca girar solamente en torno a ellos. Trabajar para tener presencia en lo digital conlleva muchísimas ventajas, podemos decir que las nuevas herramientas no sólo permiten focalizar nuestro mensaje con éxito y llegar al público que realmente queremos llegar, también nos facilitan medir nuestros resultados para pulir estrategias y entregar mejores cuentas.

Las agencias de relaciones públicas han cambiado de forma importante su manera de operar y de entregar resultados a sus clientes. Antes de la penetración del internet, esta industria basaba sus esfuerzos en conseguir presencia en medios impresos. En el panorama actual, muchas RPs siguen valorando más el peso de la tinta y el papel, e ignoran la importancia de la perpetuidad en internet que ofrecen los medios digitales, entre muchas otras ventajas.

La reciente penetración del internet hizo que muchas industrias tuvieran que adaptarse a nuevos modelos. La industria de las relaciones públicas no se vio ajena a los cambios y paulatinamente se está adaptando a un nuevo modelo de operación que contempla que el mensaje que estamos lanzando llegará justamente a quien queremos que llegue, o sea, a aquellos usuarios que les interesa nuestro contenido.

En este nuevo panorama, no es un secreto que periódicos y revistas, así como radio y televisión están perdiendo terreno frente a los medios digitales. El Estudio General de Medios, presentado por la Asociación para la Investigación de Medios de Comunicación (AIMC) afirma que este año, las revistas perdieron presencia en el mercado en un 3 por ciento, mientras que los medios de internet ganaron 6.3 por ciento con respecto al año pasado. El 34 por ciento de los encuestados afirmó que suele acceder a la versión electrónica de los periódicos, en lugar de consultarlos en su versión impresa.

A pesar de todas las bondades que existen al trabajar con las nuevas tecnologías, muchos tomadores de decisiones continúan dándole más importancia a un impreso (del cuál no se conoce con certeza su destino), que a una información digital cuantificable y adecuadamente dirigida a un público segmentado. No obstante, las nuevas generaciones han comenzado a pensar diferente; según el estudio Barómetro de Confianza, publicado en el Foro Económico de Davos, un 79 por ciento de la población latinoamericana confía más en los motores de búsqueda, frente a un 73 por ciento que confía más en los medios tradicionales.

Y es que la forma de leer noticias y demás material informativo ha cambiado notablemente, no sólo se lee menos en papel, sino que los lectores prefieren consumir contenido en sus teléfonos celulares. Para muestra conviene leer el estudio de ComScore data que asegura que la plataforma favorita de quienes leen información en formato digital, hoy por hoy es a través de aplicaciones móviles. En junio de este año, los usuarios de smartphones y tabletas consumieron 779 mil millones de minutos de contenido, frente a los 551 mil que se consumieron en las computadoras de escritorio, afirma el estudio.

No obstante, no se trata de tirar al olvido a los medios tradicionales y dedicarnos a convencer a nuestros clientes de que el papel está por desaparecer para heredarle todo el peso al internet. La verdad es que cada marca es un caso distinto y para cada estrategia es necesario escoger los medios que más convengan, de acuerdo al perfil de la marca y sobre todo a los objetivos perseguidos. Con todo esto, podemos concluir que es obligatorio para los profesionales del periodismo, la comunicación, la mercadotecnia y las relaciones públicas conocer y saber aplicar asertivamente las herramientas digitales que hoy están al alcance de todos, eso es saber evolucionar y no morir en el intento.