Power Tools

La importancia
de estudiar idiomas
además del inglés

El dominio de una tercera lengua, ya sea china, francesa o alemana, permite obtener becas e intercambios estudiantiles y también incrementar las probabilidades de obtener un mejor empleo y salario.
Angélica Hernández
22 junio 2014 22:1 Última actualización 23 junio 2014 5:0
carreras

Dominar una tercera lengua abre oportunidades académicas y laborales. (Alejandro Gómez)

CIUDAD DE MÉXICO.- Imagina que eres un empresario en busca de hacer negocios en alguna nación lejana en Asia y sólo sabes hablar inglés, además de español, claro.

Tu interlocutor no cede en la negociación, pero al escucharte hablar en su idioma, bromear acerca de la comida y contarle alguna anécdota, le cambia el semblante y no sólo comienza a ceder, sino que se siente en confianza y así la relación profesional se fortalece.

Esta es sólo una de las ventajas que podría tener para tu desarrollo laboral el hablar otro idioma más que el inglés.

De acuerdo con Ethnologue, el inglés es el tercer idioma más hablado en el mundo, por debajo del español y del mandarín.

Expertos consultados por EL FINANCIERO opinan que si tu área de estudio son las ingenierías, recomiendan que además de inglés, domines el alemán, puesto que gran parte del material de análisis para esa disciplina viene en el idioma teutón, sin mencionar los manuales de las maquinarias.

O bien, si lo tuyo es la arquitectura, tendrías que tener conocimientos más que básicos en francés, con la finalidad de que puedas acceder a más información que te permita complementar tu visión sobre la urbanidad, entre otros fines.

Ahora, que si lo tuyo es la economía, por ejemplo, recomiendan que estudies mandarín para que consigas acceso a datos en el idioma de origen de la que se está volviendo la zona comercial más importante del mundo: China.

“El estudio de otro idioma u otra lengua incrementa las habilidades metacognitivas y las metalingüísticas, si eres trilingüe tienes más posibilidades de reflexionar y favorece la capacidad de análisis, el cómo procesas la información y cómo resuelves los problemas”, afirmó Verónica Rendón, coordinadora de Vinculación y Extensión del Centro de Enseñanza de Lenguas Extranjeras (CELE) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

A nivel universitario, dijo que el dominio de otro idioma facilita al estudiante incursionar en otras fuentes de su estudio, tener movilidad académica, obtener becas e intercambios estudiantiles, acceso a textos científicos o participar en congresos internacionales.

Mientras que a nivel profesional se detonan las posibilidades de movilidad profesional así como la expectativa de un mejor empleo y salario, lo que se potencia al hablar una tercera lengua.

Tan solo en el CELE de Ciudad Universitaria, en la Ciudad de México, el 33.29 por ciento estudia inglés, el 20.52 por ciento francés y el 10.1 por ciento alemán.

En tanto que en el resto de los CELE, ubicados en los distintos campus de la UNAM en el país, el 76.96 por ciento estudia inglés, 11 por ciento francés y 5.3 por ciento alemán.

“Esto depende de la visión universitaria, porque cada disciplina tiene diferentes circunstancias que hacen que una u otra lengua sea importante. Cuando las escuelas tienen intercambios extranjeros, manejan tres o cuatro lenguas”, dijo Rendón.