Power Tools

Imagina una empresa sin trabajadores, directores ni CEOs

El DAO es un fondo de capital de riesgo para los usuarios de criptomonedas, que a través de un software tiene autonomía en sus operaciones. 
Redacción
31 mayo 2016 21:1 Última actualización 31 mayo 2016 22:3
Etiquetas
Oficinas

Ambiente de una oficina. (Reuters)

En estos días, no es de extrañar que una nueva startup haya recibido montones de dinero de inversores ansiosos. Sin embargo, para la nueva compañía llamada el DAO (abreviatura de "organismo autónomo descentralizado") no es su forma de iniciar, señaló Quartz.

El DAO, diseñado para servir como una especie de fondo de capital de riesgo para los usuarios de criptomonedas, es el primero de una nueva clase de negocios. No tiene ningún CEO y no hay personal; de hecho, no tiene administración humana en absoluto. La propia empresa es simplemente un software que se ejecuta en un blockchain, la tecnología que impulsa monedas digitales como el bitcoin.

En sus tres primeras semanas, el DAO recaudó más de 130 millones de dólares de decenas de miles de inversores globales, y no ha arrancado todavía. Pero independientemente de cómo se manejan las tarifas de la compañía, su mera existencia presagia cambios profundos para los negocios, el gobierno y los papeles que desempeñan las personas en nuestra economía.

Los analistas se han preguntado si el DAO es legal o viable. Al igual que cualquier startup, puede fallar. Pudo haber atraído a los inversores que no entienden los riegos. Algunos inversores pueden estar apostando por el dinero fácil, o bien, por reducir el tamaño del fondo. Se puede atraer a los criminales o terroristas disfrazados de empresarios. Sin duda, éstas son preocupaciones importantes.

Pero el debut del DAO es un momento decisivo en la historia de los servicios financieros. Esto demostraría que las entidades autónomas pueden ingresar grandes sumas de dinero sin intermediarios tradicionales. ¿Cómo van a responder los inversores de capital de riesgo y los bancos de inversión a estas ofertas públicas iniciales por miles de millones de dólares de una base de inversores globales de empresas que utilizan el blockchain de código?

Aún más significativo es que la empresa plantea la intrigante posibilidad de que el software podría mejorar, o incluso eliminar algunos de los problemas más apremiantes de la gestión y la colaboración en masa.

1
TRANSPARENCIA

Hay que tener en cuenta el impacto del software que automatiza los aspectos importantes de la gobernabilidad y la toma de decisiones en una empresa. Compañías como esta no tienen equipo ejecutivo, consejo de administración, o activos distintos al código. Esto podría eliminar la posibilidad de irregularidades de gestión e incompetencia. Tal organización hará todo lo que está codificado para hacer, que es actuar en interés de aquellos que mantienen sus bonos.

Mientras tanto, los interesados pueden revisar y votar sobre las propuestas de cómo el DAO destinará sus fondos. Piense en eso por un momento. Con una empresa de este tipo, no hay asimetría de información entre la dirección y los interesados, ya que no existen gestores. Tampoco hay espacio para el riesgo moral, donde los gerentes pueden comportarse de manera contraria a los intereses de sus clientes, o clientes tomando riesgos desmesurados para su beneficio personal, porque saben que no van a sufrir las consecuencias.

No habría manera para que las cabezas de un conglomerado de electrónica exageren sus ganancias en 2 mil millones de dólares durante siete años, como lo ha hecho Toshiba. Los funcionarios de la liga deportiva no podrían aceptar sobornos a cambio de la sede o los derechos de retransmisión de grandes eventos deportivos, como la FIFA lo hizo. Para los reguladores, hay mucho que amar aquí.

DAO

PODRÍA ACTUAR COMO UNA CORPORACIÓN REGULAR DE MUCHAS MANERAS

Se podría invertir en nuevos negocios o apoyar causas sociales. Se podría contratar a los grupos de presión y un equipo legal que represente sus intereses y abogar en su nombre. Usando inteligentes acuerdos escritos en código que autorrefuercen el DAO podría hacer más o menos lo que cualquier organización puede hacer, con una excepción importante. Con el blockchain, no hay manera de anular los acuerdos, declaraciones de misión, valores corporativos, o principios de funcionamiento sin discusión amplia de las partes interesadas y el consentimiento. Eso es enorme.

Un DAO también ofrece transparencia financiera perfecta. Ésta es una perspectiva tentadora para los inversores que participan y frustrante por igual. Las finanzas de la compañía son públicos en el blockchain, no sólo su departamento de contabilidad. (Por supuesto, no hay un departamento de contabilidad). Su carta corporativa está consagrada en el código, a la vista de todos.