Power Tools

¿Hacia dónde enfocar el liderazgo de un ejecutivo?

La visión y el enfoque a resultados son algunas de las competencias que un líder puede desarrollar en el entorno donde se desenvuelve, por lo que las organizaciones deben también contemplar factores que incluyan no sólo la estrategia en sí misma sino también a la persona como líder.
Angélica Hernández
05 noviembre 2014 23:45 Última actualización 06 noviembre 2014 5:5
Liderazgo

El liderazgo en las organizaciones debe tener un foco que debe ser estratégico, señalan expertos. (Sabina Iglesias)

CIUDAD DE MÉXICO.- Impactar la cultura de la organización conlleva tiempo y esfuerzo pero sobre todo la transformación de hábitos y costumbres que requiere de reglas claras, trabajo y seguimiento continuo.

De acuerdo con una investigación del Wilson Learning, aplicada a más de 14 mil ejecutivos, se concluyó que la productividad de la organización se deriva de la calidad de su líder en un 26 por ciento.

“El liderazgo en las organizaciones debe tener un foco el cual debe ser estratégico y contemplar factores que incluyen no sólo la estrategia en sí misma sino a la persona como líder”, dijo Eustaquio Martínez del Río, director de Logos Consulting.

Con liderazgo estratégico, el directivo indicó que debe ser un liderazgo enfocado a objetivos que entre sí estén relacionados, “porque puedes tener una compañía Great Place to Work, pero qué pasa con las finanzas, o qué pasa con el valor que estas entregando a tus clientes”.


En este sentido, dijo, el líder se convierte en un modelo a seguir y en su forma de ser debe considerar competencias como:

• Vitalidad
• Inteligencia emocional
• Enfoque a resultados
• Visión
• Manejo del poder
• Comunicación
• Productividad ejecutiva
• Formación de equipos
de alto desempeño
• Creatividad e innovación
• Evitar comportamientos disfuncionales

Estas competencias, dijo, pueden ser desarrolladas a través de los genes y personalidad del líder pero también gracias al medio ambiente donde ese líder se desenvuelve y el aprendizaje de estas hace la diferencia en las organizaciones.

“Los líderes cuentan con grandes capacidades y habilidades, pero es imposible abarcar el sinfín de asuntos, problemas y proyectos. Lo asombroso es que sin darse cuenta pierden el control y caen en un liderazgo centrado que impide la expansión de la compañía”, dijo.

Por eso, es necesario enfocar el liderazgo de las organizaciones hacia uno que sea estratégico en el sentido de que englobe todas las áreas de interés de la empresa como cultura organizacional, comunicación de los objetivos, competencias estratégicas y organización de procesos críticos.

Esto dará como resultado un incremento en la productividad ejecutiva a través de una mejor administración del tiempo, toma de decisiones, delegación efectiva y juntas productivas.

Lo que más le hace falta a las empresas en México es: enfoque a resultados, falta de comunicación, falta de administración ejecutiva, y seguimiento a asuntos en orden prioritario, afirmó Martínez del Río.

Finalmente, dijo que el liderazgo estratégico tiene que contemplar elementos importantes como que la cultura de la organización se esté desarrollando con foco en la generación de valor, que exista una clara estrategia de comunicación, que la gente esté desarrollando su propia capacidad y competencias y que los procesos internos se vayan perfeccionando.