Power Tools

Evita la frustración laboral y prepara
un plan de vida

La frustración laboral muchas veces se debe a que las personas se desempeñan en funciones que no están están 100 por ciento enfocadas a sus habilidades, por lo que expertos aconsejan armar un plan de vida en el que incluyan sus habilidades y debilidades que ayuden a definir con qué áreas de oportunidad se cuentan.
Angelica Hernández
20 noviembre 2014 0:27 Última actualización 20 noviembre 2014 5:5
frustración laboral

La frustración laboral genera tanto stress en los empleados como ausentismo de éstos.(Sabina Iglesias)

CIUDAD DE MÉXICO.- La frustración laboral es un mal que aqueja a las empresas y puede impactar en la productividad de estas en hasta un 40 por ciento, además de generar un ambiente laboral insano, insatisfacción de los clientes, bajo desempeño de los colaboradores entre otros efectos.

De acuerdo a Hay Group México 20 por ciento de los empleados la padecen, lo que genera colaboradores estresados, ausentismo entre otros males.

Sin embargo esta frustración puede detonarse por muchos factores, pero no todos dependen de la empresa en sí, sino de los propios trabajadores en el sentido de que muchas personas desarrollan actividades que no están 100 por ciento enfocadas a sus habilidades.


“La gente tiene muy poca idea de qué hacer en la vida, generalmente se va improvisando dependiendo la situaciones que se presentan, la gente de la que se está rodeada, lo cual no es malo, pero es importante tener un plan de vida partiendo del reconocimiento de nuestras propias habilidades”, dijo Ana Estrada, directora de Brújula Interior.

Explicó que generalmente se tiene muy poca idea y hábito sobre qué hacer con nuestras vidas porque además se tienen muchas opciones, tanto a nivel personal como a nivel laboral y profesional.

De ahí la importancia de reconocer las habilidades y debilidades con las que cada uno cuenta para determinar qué áreas de oportunidad se tienen, cuáles habría que reforzar y en función de eso determinar qué carrera estudiar o reenfocar la carrera laboral.

“El plan de vida es a nivel personal, profesional y laboral, porque es justamente la falta de planeación e identificación de habilidades lo que genera altos niveles de frustración en el trabajo”, afirmó.

En este sentido, dijo que lo primero que se tiene que hacer es una especie de inventario de las cosas que te gusta hacer, cosas que incluso pueden ser por hobbies, cosas que se hacen porque se disfrutan.

En realidad, agregó, siempre vamos a tener que dedicar tiempo a lo que no nos encanta hacer pero del total de nuestras actividades esto no debe rebasar más del 25 por ciento de estas, un 30 por ciento en las actividades normales de la vida diaria y un 50 por ciento a lo que realmente te gusta en donde puedes explotar todas tus habilidades.

“Este balance es totalmente manejable, pero si se dedica más del 50 por ciento a lo que no te gusta siempre se va a estar fatigado, cansado, y sobre todo frustrado”, dijo.

Finalmente afirmó que no se trata de una responsabilidad solamente de la empresa sino de que uno tiene que invertir en uno mismo para poder tener niveles de claridad necesarios para saber hacia dónde se quiere ir.