Power Tools

Empresas tienen que darle propósitos a los empleados

Mayor impacto en el desempeño de la empresa y mejores relaciones con colegas son algunas de las ventajas que tienen
los empleados con propósito, por lo que las compañías deben ayudarlos a trabajar con metas alineadas, señaló Aaron Hurst.
Eduardo Aguilar
29 junio 2016 22:31 Última actualización 30 junio 2016 5:5
EMPLEADOS

La siguiente parada en el tren es el “propósito", aseguró Aaron Hurst, CEO de Imperative. (Especial)

La economía está sufriendo una revolución tras la cuál será imperativo que las empresas ayuden a sus empleados a trabajar con un propósito alineado con las características individuales de cada uno de ellos, explicó Aaron Hurst, CEO de la plataforma Imperative.

“La siguiente parada en el tren es el “propósito”. Está impactando a todas las industrias y los presidentes se están dando cuenta de que la eficiencia y velocidad no son el único diferenciador necesario, sino que cada vez más gente, en especial millennials, están preguntándose cómo obtener una mayor realización personal”, dijo Hurst durante su ponencia en el World of Business Ideas 2016.

Según el experto, los empleados con propósito tienen un mayor impacto en el desempeño de su empresa, establecen mejores relaciones con sus colegas y presentan mejores oportunidades de crecimiento. Además, es más viable que hablen bien de su lugar de trabajo y se conviertan en embajadores de la marca.

FOCOS
Resultado. Las marcas que reportaron una mayoría de empleados orientados por propósito registraron un crecimiento de 600 por ciento más que aquellas que no pusieron atención al tema.

Aporte. Las formas que buscan mejorar la vida de millones de personas serán en dos décadas la tercera economía más importante de EU, según Hurst.

Insuficiente. El tradicional papel de la responsabilidad social se ha quedado corto al operar desde el punto de vista de la filantropía.

De acuerdo con el experto, existen tres ejes principales para encontrar el propósito del trabajo: a quién impacto, por qué trabajo y cómo trabajo.

La primera pregunta tiene tres respuestas posibles: individuos, organización y sociedad. Por qué trabajar tiene dos respuestas: aquellos que creen en el karma y suponen que los mercados naturalmente traen lo mejor de la gente, y la armonía, que supone que el trabajador cree que la gente sin voz necesita ayuda para ser escuchado.

Finalmente, el cómo trabajo tiene cuatro respuestas: de forma humana, en comunidad, en estructura y de acuerdo al conocimiento. Cada una de estas maneras tiene aproximaciones distintas a la búsqueda de una respuesta, pero todas son igualmente válidas.

Sugirió una reestructuración que permita a las empresas buscar gente orientada por propósitos para poder renovar su flota de trabajo enfocándose en las habilidades que serán necesarias después de la revolución traída por la Economía del Propósito.