Power Tools

Empleados en estado
zen son altamente productivos

Los niveles de productividad laboral de una empresa pueden crecer con ayuda de la felicidad; para instrumentar políticas motivadoras en una compañía, es necesario hacer encuestas de clima laboral y, en un futuro no muy lejano, también encuestas
de felicidad.
Angélica Hernández
24 septiembre 2014 21:37 Última actualización 28 octubre 2014 12:28
Empleados zen

La felicidad, pastilla para reducir de manera drástica los ausentismos y aumentar la productividad(Sabina Iglesias)

CIUDAD DE MÉXICO.- Disminuir los costos de rotación de personal, ausentismo, enfermedades y otros factores que impactan de manera negativa en las empresas, puede solucionarse con un sencillo pero intangible concepto: felicidad, mismo que puede fomentarse dando oportunidad a los empleados de poder tomar desde clases de yoga o de baile entre otros cursos.

Datos del departamento laboral de Estados Unidos indican que por cada dólar invertido en work life services, hay un retorno de 3 a 12 dólares, de ahí la importancia de que las empresas inviertan en este tipo de estrategias que no solamente impactan de manera positiva en su productividad, sino también en la calidad de vida de los empleados.

“Distintas investigaciones indican que un director altamente motivado es en promedio 127 por ciento más productivo, mientras que el personal de línea como una telefonista o secretaria llega ser 57 por ciento más productivo que las personas promedio”, dijo Eustaquio Martínez del Río, presidente Logos Consulting.


Explicó que la motivación va relacionada con muchos factores, sobre todo con la felicidad, un término que de acuerdo con el fundador de la consultora, no se utiliza comúnmente en las organizaciones porque llega a ser complejo. “Es un elemento intangible, sin embargo existen empresas que se les está yendo la gente. Saben que tienen que cambiar algo pero no saben qué es y lo que más influye es la calidad de liderazgo y la cultura organizacional, es por las que la gente no está contenta y se les van los talentos de la empresa”.

La felicidad, dijo, tiene que ver con cuatro estados de conciencia que son: la paz interior, la alegría, el amor y con una conciencia expandida que consiste en no solamente preocuparte por ti sino por los demás.
Para instrumentar este motivador en las organizaciones es necesario hacer encuestas de clima laboral, de cultura y “en los próximos cinco años las empresas tienen que empezar a aventurarse a hacer encuestas de felicidad”, dijo Martínez.

Agregó que actualmente, las organizaciones deben realizar encuestas que midan, por ejemplo, la parte emocional, qué tan estable es la madurez emocional de los jefes, los pares y los subordinados.

“Al final se tiene que analizar lo que le duele y les falta a los colaboradores y entonces en función de eso establecer clases sí de yoga, punto en el que diferentes organizaciones ya están implementando, también coaching de vida orientado a la felicidad, que integra no solamente el aspecto laboral y las relaciones al interior de la empresa, sino también las relaciones con la familia, con el mismo empleado, con sus amistades y sus valores más altos”, explicó.

En este sentido, Samy Nader Meljem, director comercial de Balance Positivo, dijo que tampoco se trata de implementar porque sí clases de algo, y coincidió al decir que se trata de realizar un diagnóstico donde la gente pueda contestar libremente sobre las necesidades que tiene. “Nos pasó en una empresa que tenía clases de yoga pero no mejoraba su clima laboral, el problema es que la gente ni siquiera quería esas clases y además las impartían en horarios que no podían asistir”, afirmó.

La magia de todo esto, según Erika Nader Bichara, directora de ésta empresa, es relativamente “sencilla” pues cuando los empleados se sienten mejor en cuanto a salud, tanto física como emocional, se sienten bien con ellos, trabajan mejor y son más productivos.

Explicó que al final los empleados tienen que estar bien tanto en casa como en el trabajo, pues la realidad de las empresas mexicanas es que los colaboradores pasan más de ocho horas en el trabajo, “por lo que no tienen tiempo de ir al gimnasio, ya no solamente por belleza sino por bienestar emocional”.

Dentro de los diagnósticos de esta consultora, Nader Bichara dijo que obesidad, falta de integración entre los equipos de trabajo, liderazgo y administración del tiempo, es de los aspectos que más adolecen las organizaciones.

“Esto se traduce en estrés laboral que repercute en las familias, y a la inversa, si se tienen bienestar en las empresas repercute en sus familias y en la productividad de las empresas, entonces es un círculo”, dijo.

De hecho, conforme a los diagnósticos que hace esta empresa, se encuentran con que obesidad, integración, liderazgo y administración del tiempo, es de lo que más adolecen las empresas en el país.
En este sentido, lo que se hace, es trabajar para bajar el estrés a través de clases y cursos en el que se dan cuenta de sus emociones y de cómo controlar y canalizar el estrés de formas más sanas.