Power Tools
marketing y publicidad

El parabús que transforma la violencia en abrazos

En un parabús del DF la agencia McCann y la organización Non Violence, de Yoko Ono, logran que la gente se asome a un libro para ver cómo la violencia entre dos niños puedo cambiar a abrazos.
Daniel Blanco
20 abril 2015 19:46 Última actualización 21 abril 2015 17:24
Si se mira la imagen de los chicos a través del libro, la escena cambia. (Édgar López)

Si se mira la imagen de los chicos a través del libro, la escena cambia. (Édgar López)

En la Ciudad de México hay un parabús que transforma la violencia en abrazos.

Se trata de una iniciativa de la agencia de publicidad McCann y la organización Non Violence Project de Yoko Ono.

La campaña consiste en una instalación colocada en un parabús en el cual en una de sus “paredes” hay un póster de unos niños peleando y en la otra, un libro rojo traslúcido.

Cuando se ve a través de este libro, la imagen de los niños se transforma y aparecen dándose un abrazo y sonriendo. Debajo se lee “La educación desaparece la violencia”.

 
 

“Lo que detona la idea es una realidad. Si estás educado te va bien en muchos sentidos, la organización (Non Violence) trabaja con esa idea; está enfocada en alejar al niño de la violencia”, explicó a El Financiero, Roberto Martínez Campos, director creativo asociado de McCann.

“Cuando el niño está en crecimiento no sólo importa la educación que recibe en la escuela, sino la educación que le dan sus padres, y a partir de ahí partió la idea; es tan sencilla como ‘la educación desaparece la violencia’”.

El parabús está ubicado en la Plaza Gran Terraza Lomas Verdes pero el mensaje busca llegar a toda la ciudad e incluso rebasar las fronteras de México.

La semana pasada, durante la instalación, fueron colocadas cámaras escondidas que registraron las reacciones de las personas para luego llevar el mensaje al plano digital.

PARABÚS


“Esto es un experimento social, tú lo pones y esperas a ver qué pasa, a mí me ha tocado ver como un niño se asoma y ves cómo reacciona, y eso te llena porque ves cómo la cara se transforma cuando descubre solo y se concientiza de una forma divertida”, agregó Martínez.

La viralización de productos que impactan de manera positiva el desarrollo y la educación están cruzando fronteras y culturas, y esto se puede medir con la conversación y el movimiento que generan en las redes.

“Lo que buscamos es que estas ideas permeen más allá del impacto creativo; buscamos que el altruismo se vuelva una herramienta de compartir, estamos en un momento de compartir todo y cosas como éstas te hacen pensar en realidad lo que puede suceder con la pequeña acción de otras personas”, dijo Mauricio López Aimes, director de educación para Non Violence México.


“Probablemente yo no estoy interesado en donar pero seguramente hay alguien que tiene posibilidades de que ese programa de educación llegue a mis hijos, entonces ahí es donde la gente tiene interés en la campaña. Esperamos que este activismo digital se convierte en una chispa para que alguien reaccione y diga ‘yo puedo participar’”.

El trabajo es un proyecto probono de la agencia de publicidad y la productora no recibe ningún financiamiento por parte de Non Violence.
Además de Martínez Campos, de McCann participaron en el proyecto Joanna López, directora de grupo; Myriam Barrios, directora de arte; Adriana Jáuregui, copywritter; Rafael López, productor; Juan González, jefe de producción; Christian del Río, supervisora de cuenta, y Audrey Amsely como directora de cuenta.

“Hay una inversión de la gente que está trabajando en esto, y lo hacen porque creen en un mensaje de la no violencia, y es ahí donde digo que el altruismo es muy sencillo; simplemente hay que creer en él y encontrar a la gente que pueda y quiera compartirlo”, dijo López Aimes.


CAMINO RECORRIDO

El año pasado McCann y Non Violence participaron en otro proyecto con miras a fomentar la educación.

Un camión fue dividido en dos partes, una mitad era gris, como un autobús carcelario y en su interior iban sentados reos; la otra mitad era un camión escolar, con niños uniformados en los asientos.

Este vehículo recorrió el DF con la leyenda “La violencia acaba cuando la educación empieza”.

El caso fue documentado para registrar las reacciones de los capitalinos, y tan sólo en Twitter, el mensaje llegó a 25 millones de personas.

El audiovisual ganó dos leones en el Festival de Publicidad de Cannes el año pasado y en mayo competirá como finalista en Ojo de Iberoamérica.

La próxima semana la agencia planea entregar el video final de la campaña del parabús esperando un resultado en la sociedad, pero también buscando repetir el éxito de la colaboración anterior.

Non Violence Project fue fundada por Yoko Ono tras la muerte de John Lennon con la misión de promover la resolución de conflictos a través de la educación; actualmente tiene presencia en más de 73 países.