Power Tools

El dircom evoluciona
y revoluciona las RP
en México

Las herramientas con las que debe contar el dircom, nueva figura del publirrelacionista que ha llegado a México, son la capacidad
de investigación y una formación multidisciplinaria, eso sin olvidar un amplio conocimiento de las redes sociales y sus nichos.
Elizabeth Cáceres
03 febrero 2015 23:48 Última actualización 04 febrero 2015 5:5
DIRCOM

El perfil del dircom debe incluir la habilidad de tomar decisiones que beneficien a la empresa. (Bloomberg)

La evolución del publirrelacionista, encargado de prensa o de Relaciones Públicas se llama dircom, es decir, director de comunicación. Pero no se trata del director de comunicación que conocemos hoy en día, sino de un estratega indispensable en la toma de decisiones de las organizaciones privadas, públicas y gubernamentales.

Ese es parte del perfil del dircom que en Europa comienza a ser cada vez más requerido, y que en México apenas se está conociendo. Una de las diferencias entre un encargado de Relaciones Públicas y un dircom es el lugar hegemónico del último con respecto del primero en el comité de dirección de la empresa, consideró Neysi Palmero Gómez, representante de México en la Confederación Interamericana de Relaciones Públicas (Confiarp).

Al respecto, Gabriel Guerra Castellanos, director de la consultora de Relaciones Públicas Guerra Castellanos y Asociados, señala que “es una de esas posiciones cuya importancia la decide la dirección de la organización. Es un área que analiza a fondo los temas sustantivos de la empresa con respecto a la ética, normas, regulaciones, el compromiso con la comunidad y como defensor de los consumidores. Es la voz y la conciencia de la empresa”.

El dircom es para profesionales, ya no es el puesto para el primo que se lleva bien con la gente


Para tener esa visión, Palmero Gómez consideró que dos claves para el trabajo del dircom son su capacidad de investigación y su formación multidisciplinaria, pues además de dominar el trabajo que actualmente hace un publirrelacionista, “el dircom puede solucionar de manera más amplia los problemas que enfrenta la organización tanto al interior como al exterior”.

A ello, el especialista Guerra Castellanos añadió un conocimiento profundo sobre nuevas tecnologías como las redes sociales, pues ahora, “no basta con saber redactar un boletín, hay que entender al público, que ya no son sólo los medios de comunicación, sino a través de éstos saber llegar a distintos públicos como los consumidores, la comunidad, los inversionistas, empleados o la opinión pública”.

“La tecnología está haciendo a las empresas más abiertas y más receptivas acerca de lo que se opina de ellas, hace que las empresas se atrevan a salir de la burbuja. Con el tiempo, vamos a ver empresas más cercanas, con más contacto, en sintonía con el entorno y más transparentes”, agregó.

REZAGO EN MÉXICO

Pese a que la figura de dircom en México aún es poco común frente a otras culturas organizacionales, Guerra Castellanos destacó que “gradualmente las empresas se están dado cuenta de la importancia de esta función, sobre todo en los últimos cinco o 10 años, pues ya no es el puesto para el primo que se lleva muy bien con la gente ni para el amigo que necesita ocupar un puesto en la empresa, es un trabajo para expertos y profesionales”.

“Tampoco debe confundirse con las actividades sociales de la organización. Los cocteles y canapés no son comunicación”, señaló.

Particularmente en México, el dircom “se enfrenta a una sociedad en crisis, para eso se le debe formar, y hoy más que nunca es indispensable que cuente con una formación científica, con visión global. Esa capacidad se fortalece gracias a la investigación, que por ejemplo, se desarrolla en los estudios de posgrado”, consideró Palmero Gómez, también académica de la Universidad Autónoma de Guerrero.

Es un profesional, con un lugar hegemónico en el comité de dirección
de la empresa