Power Tools

El ADN de la empresa
corre por las venas del
vocero institucional

La elección de un buen vocero debe ser una parte importante de la estrategia que se establezca para posicionar la reputación de una empresa; para ello, expertos señalan que la persona elegida para el puesto debe tener un verdadero conocimiento de la compañía o institución que representa.
Darinka Rodríguez
23 septiembre 2014 22:38 Última actualización 24 septiembre 2014 5:5
Vocero

El vocero debe tener claro la filosofía y todo el conocimiento de la empresa o institución que represente. (Alejandro Gómez)

CIUDAD DE MÉXICO.- La reputación de una empresa se construye desde todos los aspectos, sin embargo, la figura del vocero institucional tiene bajo su encargo transmitir el mensaje de la corporación y ponerle rostro a lo intangible.

No obstante, construir la imagen de esta figura requiere un esfuerzo sostenido de un equipo de comunicación. De acuerdo con el análisis “Corporate Perception Indicator: A Global Survey from Main Street to the Executive Suite”, elaborado por la firma CNBC y Burson-Marsteller, en México 40 por ciento de la población general identifica a los CEO o directores generales como las personas más poderosas de la sociedad; sin embargo, sólo 20 por ciento los ven como los más respetados.

Juan Carlos Zepeda, socio director de FWD Consultores, indica que de acuerdo con la composición jerárquica de las organizaciones, normalmente se elige a los directores generales o corporativos, pero debe ser una persona que transmita los valores de la compañía.


“Es la parte jerárquica y es quien debe representar mejor los valores de una compañía y al final, una empresa está compuesta por personas, una situación que debe transmitirse, debe ser alguien que pueda transmitir lo que se vive, lo que requiere tener experiencia dentro de la organización”, dijo en entrevista.

El análisis de CNBC y Burson-Marsteller detalla que en México las industrias con mejor reputación entre los encuestados son las de tecnología, automotriz y hostelería. En contraparte, los sectores químico y de minería obtuvieron los resultados más bajos.

“Descubrimos al iniciar esta investigación que hay una escasez importante de información que demuestre como las corporaciones son percibidas desde todo punto de vista”, dijo Nikhil Deogun, SVP & Editor in Chief, de CNBC Business News.

Alejandro Rodríguez Cáceres, presidente de Gricorp Comunicación, indicó que la elección de un buen vocero parte de una estrategia para posicionar la reputación de la empresa. “Escoger a la persona que tenga un verdadero conocimiento de la institución que representa, que conozca la filosofía empresarial del negocio y sobre todo que tenga en claro la postura de la empresa le dará el marco de acción para decir o proteger la información valiosa para sus diferentes públicos”, afirmó.

De acuerdo con los expertos, el rostro de una empresa se construye con base en una estrategia de comunicación, pero también tiene que tener en sus venas el ADN de liderazgo suficiente para poder transmitir el mensaje correcto, sobre todo cuando se habla de industrias sensibles para la percepción. “Cuando se entrena un vocero, no se debe tratar de cambiarlo, sino entender sus fortalezas y trabajar en la credibilidad del mensaje para que conecte con su audiencia”, mencionó Zepeda.