Power Tools
carrera

Dos frases que te ayudarán a obtener
tu empleo ideal

Más de la mitad de todas las ofertas de trabajo son resultado de recomendaciones, así que necesitas un discurso que permita a las personas recordarte para que te sugieran cuando surjan oportunidades laborales. Aprende cómo elaborarlo.
Bloomberg
23 junio 2015 17:12 Última actualización 23 junio 2015 21:0
Encontrar un empleo ideal depende en gran medida de utilizar una estrategia adecuada al buscarlo. (Especial)

Encontrar un empleo ideal depende en gran medida de utilizar una estrategia adecuada al buscarlo. (Especial)

Si has terminado recientemente la universidad o una maestría y estás buscando un trabajo, hay dos preguntas que probablemente has llegado a odiar: “¿Qué haces?” y el seguimiento: “¿Qué quieres hacer con tu vida?”.

Estas preguntas generalmente son hechas por padres, amigos y otras personas que se interesan en ti. Pero por lo general, sólo te estresan. Te sientes avergonzado si no has logrado obtener un trabajo y te sientes juzgado si no tienes una explicación firme de cómo quieres pasar las siguientes dos o tres décadas.

En este punto de tu vida, es realmente difícil contestar la pregunta de qué quieres hacer. No estás en posibilidad de conocer una amplia gama de empleos o incluso de posibles direcciones que podrían agradarte y no quieres contestar la pregunta en una forma que dé a entender que sólo estas interesado en una o dos líneas de trabajo. Pero contestar esto correctamente es una parte esencial de una estrategia exitosa de búsqueda de empleo.

Recuerda que más de la mitad de todas las ofertas de trabajo son resultado de recomendaciones, así que necesitas que aquellos que hacen estas preguntas sirvan como tus anunciantes y te sugieran para oportunidades. Tener un “discurso de elevador” (un discurso que puede decirse totalmente en un viaje corto en un elevador) atrayente y conciso es la manera de engancharlos.

1
   

   

Módulo especial elevador piso 13

Resumirte a ti mismo en un par de segundos no debería intimidarte. Hay una fórmula simple para descubrir qué deberías contestar.

Primero, trata de contestar rápidamente, pero no de una manera que te haga parecer indiferente o poco interesado. En segundo lugar, debes estar listo para decir un resumen de dos enunciados que le dé a la gente una idea de quién eres, en qué estas interesado y qué has hecho en el pasado. La meta es que cuando la persona con la que hablas se encuentre con una conexión potencialmente valiosa o una oportunidad que podría ser para ti, tu nombre salte a su mente.

EL MARCO: En qué estas interesado

El primer enunciado de tu discurso de elevador debe ayudar a que la persona con la que hablas pueda meterte en una caja. Para que entienda cómo puede ayudarte, necesitas dejarle claro qué estás buscando, al proporcionarles una idea clara de tus intereses. Asume que no saben nada acerca de ti. El marco puede ser tan preciso o tan amplio como quieras, la meta es comenzar una conversación en el área que te importa.

EL SOPORTE: Pon el marco en acción

El segundo enunciado debe demostrar que actúas siguiendo lo que te importa. Después de que enmarcaste tus intereses, describe una acción que has tomado o alguna que quieres iniciar. Añadir detalles específicos te permitirá tener una conversación con mayor dirección. Más aún, para la persona con la que hablas será más fácil contarle de ti a alguien más, al describirte como la persona que está interesada en cierta área (marco) e ideal para cierto tipo de actividad.

EL GANCHO: Quién eres

No hay un tercer enunciado. El gancho debe ser parte de cada palabra. El gancho demuestra quién eres: tu entusiasmo, tu habilidad para enfocarte, tu deseo de hacer algo. Tu elección de palabras y cómo las dices pueden hacerte memorable e impulsar a la gente a ayudarte o hacerte totalmente olvidable. Ten en mente que el objetivo de tu discurso no es conseguir un trabajo, sino hacer una conexión y dar a la persona con la que hablas la oportunidad de ayudarte.

1
   

   

Solicitud de empleo. (Bloomberg)

CÓMO SE COMBINA TODO

Algunos ejemplos de discursos de elevador que incluyen marco, soporte y gancho:

“Estoy interesado en trabajo gubernamental y considerando ir a la escuela de Leyes. Estoy explorando oportunidades como asistente en un despacho de abogados y como becario en el Congreso”.

“Amo trabajar en grupo y estoy buscando una compañía que sea conocida por la colaboración y por hacer su trabajo a través de proyectos en equipo”.

“Soy una apasionada del medio ambiente, así que estoy buscando organizaciones que combatan el calentamiento global y otras amenazas ambientales”.

“Siempre he amado el mercado accionario, así que estoy buscando una amplia variedad de oportunidades en finanzas e inversión”.

“Soy una persona competitiva. Quiero encontrar una compañía que emplee a las personas más inteligentes y que tenga una cultura demandante para ponerme a prueba contra los mejores”.

Desarrolla una respuesta que sea lo suficientemente específica como para disparar ideas y bien pensada para crear una buena impresión, recordando que debe ser corta para plantar la semilla y seguir. Practica tu respuesta frente al espejo del baño hasta que puedas recitarla sin fallas y en el momento en que lo necesites.

Tu discurso de elevador es un bloque fundamental de una estrategia de búsqueda de empleo exitosa. Desarrolla y refina el tuyo y ponlo a trabajar para que puedas agendar entrevistas y lograr un progreso concreto en tu búsqueda por un gran empleo.