Power Tools

Diez consejos para los herederos de empresas

Aquellos elegidos para heredar alguna empresa deben tomar en cuenta algunos consejos y recordar que todos los días se aprende algo nuevo.
Axel Sánchez
03 julio 2014 0:54 Última actualización 03 julio 2014 5:0
Ilustración Power Tools Diez Consejos para los herederos de empresas

(Sabina Iglesias)

Heredar una empresa puede ser un paso decisivo para toda una organización, por lo cual aquellos que tengan ese privilegio deben tomar en cuenta algunos consejos si no, puede convertirse en maldición.

Mario Rizo, Socio de Salles Sainz Grant Thornton y consultor de empresas, explicó que hay temas que conocen los “delfines” de las empresas; sin embargo, ignoran al momento de tomar las riendas.

“Finalmente aquel que tomará la dirección de una empresa por medio de un sistema de sucesión debe actuar en equipo con su empresa y familia. Tener presentes sus valores y recordar que todos los días se aprende algo nuevo”, explica Rizo, detallando que una de cada 10 pequeñas y medianas empresas logra sobrevivir a los tres años de su fundación, por lo que es importante, sin importar el tamaño, que se trabaje en estos aspectos.

1. El primer consejo es amar el negocio
Debe existir una relación con los trabajadores de todas las áreas porque ayudará a darse cuenta de las necesidades de cada grupo y de la compañía, y así tendrá más herramientas para realizar aportaciones de valor.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) reveló que los empleados mexicanos son los que trabajan más horas en el mundo, con un total de 2 mil 200 horas cada año en promedio.

Sin embargo, no significa que esto los haga felices como lo destaca el estudio llamado “Mejores prácticas de salud en RH 2013” de la Asociación Mexicana en Dirección de Recursos Humanos (Amedirh) reveló que 50 por ciento de los empleados padece obesidad, 33 por ciento muestra índice de colesterol alto, 25 por ciento son fumadores habituales y 30 por ciento tienen síntomas de depresión; por lo que se debe prestar atención a este tipo de situaciones.

2. Ser capaces de negociar
Aprender a tratar con todo tipo de gente y detectar las necesidades del cliente puede generar negociaciones exitosas.

José Trujillo, profesor de empresas familiares y gobiernos corporativos del Tecnológico de Monterrey, Campus Santa Fe, dijo que este punto es muy importante porque de ahí se mide la capacidad de liderazgo que tiene un heredero.

“Es válido que si un joven no se siente con la capacidad para una posición contrate los servicios de un profesional; lo peor que se puede hacer es no actuar y pensar que la sucesión no llegará pronto”, explicó.

3. Formarse como un líder positivo

Se deben desarrollar habilidades clave para saber cómo motivar a los seguidores e influir en ellos de manera positiva.

4. La organización

Es recomendable construir una agenda precisa con actividades ordenadas por prioridades, y ejecutar las tareas de acuerdo a lo planeado, esto ayudará a que sea más productivo cada día.

5. Acumular experiencia

Cuantas más actividades diferentes se realicen mayores serán las habilidades adquiridas y por tanto la experiencia, que le ayudará a enfrentar los retos con una visión más integral.

6. Saber confíar

Debido a que una vez que tu proceso de aprendizaje esté avanzado y el nivel de responsabilidades sea más alto llega el momento de aprender “el arte de delegar”. Esto quiere decir que se debe confiar en las personas y conocer sus habilidades para así asignarles una tarea específica.

7. Forjar el carácter

Para poder soportar la presión y el trabajo continuo. Mario Rizo, Socio de Salles Sainz Grant Thornton, dice que una manera de probar el carácter es sometiéndote a alguna tarea que deba realizarse bajo presión, eso ayudará a conocer las reacciones frente a este tipo de circunstancias. A medida que se superen obs-táculos deberán plantearse otros nuevos y mayores.

8. Saber comunicarse

Elemento esencial para la obtención de resultados óptimos, pues cuando un mensaje es claro y entendible, puede facilitar las negociaciones y el trato con clientes y trabajadores. Parte de comunicarse implica también saber escuchar, estar atento y sobre todo ser amable y mostrar empatía en todo momento.

9. Atreverse a tomar decisiones

Debido a que de corazonadas no vive el hombre, también se debe tener experiencia e instinto de negocios que se aprende con el tiempo, además de saber tomar los riesgos y enfrentarlos.

10. Dar siempre un poco más
 
Si se ha hecho algo bien, se debe continuar haciendo pero ahora de manera excelente. Finalmente el heredero debe tener presentes sus valores, dijo Rizo.