Power Tools

¿Cuándo y cómo
cambiar de trabajo?

Cuando disminuye el rendimiento laboral o el stress es continuo, se debe analizar la opción de cambiar de empleo, y aunque esto depende de las herramientas de cada persona, se pueden seguir algunos consejos para que la búsqueda laboral dé mejores resultados.
Angélica Hernández
28 septiembre 2014 22:6 Última actualización 29 septiembre 2014 5:5
Nuevo empleo

Prepara tus entrevistas con anticipación para que puedas demostrar que eres el mejor candidato para la vacante que deseas. (Bloomberg)

CIUDAD DE MÉXICO.- Hay diversas señales que indican que es el momento de cambiar de empleo; por lo que si contemplas obtener un nuevo empleo, puedes seguir ciertas indicaciones.

1. Cuando vas al trabajo solamente por dinero, es decir, no hay ningún otro motivador. A pesar de que es una de las razones para trabajar, no debe ser la única.

2. Cuando disminuye tu rendimiento es momento de preguntarte si eres o no candidato para desempeñar ese empleo. Debes hacer un análisis profundo y ver si la afectación es causada por la naturaleza de la actividad, por la gente con la que laboras o por el lugar de trabajo.

3. Cuando estás totalmente estresado o incluso ya presentas síntomas de afectaciones físicas y desgastes causados por el trabajo. Hay gente que llega a la oficina y le empieza a doler la cabeza, las gripes repetitivas, la gastritis, etcétera, son señales de alarma.


¿CÓMO CAMBIARTE DE TRABAJO?

Estrada dijo que propiamente no existe una fórmula para cambiar de trabajo, pues depende de los recursos que cada persona posee para “identificar cuáles son tus motivadores sostenibles en el tiempo, tus habilidades y a partir de ello trazar una guía”. La EAE Business School, una de las principales escuelas de negocios de España recomienda:

A. Reflexiona sobre lo que quieres, con esto podrás definir tus propósitos, en qué tipo de empresa quieres trabajar, qué funciones deseas realizar, cuanto te gustaría cobrar, entre otros factores.

B. Conócete no solamente para saber cuáles son tus habilidades, sino también tus puntos débiles. Continúa tu formación educativa para fortalecerte, pues puedes perder la oportunidad por no estar preparado a tiempo.

C. Dedica tiempo a la búsqueda de empleo para analizar las ofertas que hay en el mercado, enviar tu CV, elaborar cartas de presentación e investigar a las empresas a las que te presentarás.

D. Prepara tus entrevistas, en menos de 20 minutos deberás demostrar al reclutador que eres el candidato ideal.