Power Tools

Conoce la tienda que te ofrece ‘todo lo que soñaste’

IfOnly lleva el servicio al cliente a un nuevo nivel al diseñar experiencias únicas para complacer los deseos más extremos de sus consumidores.
Bloomberg
04 noviembre 2014 2:0 Última actualización 04 noviembre 2014 5:0
IfOnly ofrece experiencias que el dinero sí puede comprar. (@IfOnly)

IfOnly ofrece experiencias que el dinero sí puede comprar. (@IfOnly)

En la planta superior de un edificio de oficinas en San Francisco hay un armario como salido de la imaginación de CS Lewis y el empresario Trevor Traina tiene la llave.

“Estos son los zapatos de Usher”, dice Traina. “Esta es la guitarra de Bruno Mars. Esos son los tenis de Kobe Bryant. Hay una guitarra de Rob Thomas también”, mueve su cabeza y sonríe. “Bastante divertido, ¿no?”

Divertido es una manera de decirlo, innovador y lucrativo son otras. Bienvenido a la sede de IfOnly, una startup fundada por Traina, de 46 años, quien la promociona como “la primera tienda del mundo de experiencias increíbles”.


Muchos sitios web ofrecen productos y Traina también lo hace como demuestra su armario lleno de ‘suvenires’. Sin embargo, la mayor parte de la oferta de IfOnly viene de algo menos tangible y en última instancia más valioso: una plataforma que te permite hacer realidad casi cualquier cosa que alguna vez hayas soñado.

Hasta el momento, el sitio ofrece dos tipos de experiencias. La primera es un estante de celebridades, encuentros únicos como una clase privada de tenis con Andre Agassi o una charla con Lady Gaga en su camerino; estas opciones tienen un precio fijo y las ganancias son para la organización benéfica que elija el cliente (menos del 20 por ciento de comisión para IfOnly).

Las otras experiencias son hechas a la medida: un cliente tiene una idea (a menudo vaga, por lo general improbable y rara vez barata) y Traina y su equipo se enfocan en convertirla en una realidad. Recientemente, comparte Traina, una empresa quería un concierto privado de “un intérprete actual muy famoso”. Listo. ¿El precio? 2.4 millones de dólares.

Incluso las experiencias menos astronómicas de IfOnly tienden a ser bastante exclusivas. Piper Quinn, un restaurador Palm Beach, sabía que quería invitar a 20 familiares y amigos al Valle de Napa para su cumpleaños 40, pero dejó que IfOnly llenara los espacios en blanco.

El resultado, recuerda, fue “un fin de semana que ni siquiera sabía que era posible”. La primera cata de Promontorio, el nuevo vino creado por Bill Harlan, una leyenda vinícola; una cena en el club privado Napa Valley Reserve y un recorrido por el jardín culinario del restaurante The French Laundry, seguido por un asado al aire libre en el restaurante Bouchon del chef Thomas Keller. “Yo quería algo que la mayoría de la gente no puede hacer”, señaló Quinn. “Pero no sabía cómo lograrlo, IfOnly lo hizo”.

Trania ha demostrado ser un hábil pionero tecnológico, a sus 30 años vendió su primera empresa a Microsoft por 100 millones de dólares y en la siguiente década creó y vendió tres más. Sin embargo, considera, ésta es más prometedora que todas ellas juntas.

“Ésta es sin duda mi más grande idea”, dice tras señalar a algunos de sus inversores: los CEO de Salesforce, Marc Benioff, y de Yahoo!, Marissa Mayer. “Creo que el mercado es tan enorme que podría ser un negocio del tamaño de EBay”.

Su visión incluye que IfOnly se convierta en una plataforma abierta para cientos de categorías. Por ejemplo, un renombrado historiador podría ofrecer consultas telefónicas, copias firmadas de su libro e incluso acompañar a sus clientes a un campo de batalla.

Mientras tanto, Traina tiene sus propias experiencias para vender, incluyendo una expedición en globo sobre el Everest por 4.8 millones de dólares.

“Se tienen unas probabilidades de sobrevivir del 70 por ciento”, dice con una sonrisa. “Las cuales creo que son bastante buenas”.