Power Tools
relaciones públicas

Con el Buen Fin también ganan las RP

Especialistas de Relaciones Públicas coinciden en que eventos como el Buen Fin ayudan a fortalecer la relación entre las marcas
y servicios con su público, por lo que alrededor de éste pueden aplicarse iniciativas de posicionamiento de los productos.
Leticia Hernández
24 noviembre 2015 22:42 Última actualización 25 noviembre 2015 5:5
buen fin

Alrededor de eventos como el Buen Fin pueden desarrollarse estrategias de posicionamiento de marcas y productos, coinciden expertos de RP. (Archivo)

El Buen Fin abre oportunidades para las agencias de relaciones públicas al permitirles estrechar la relación con el cliente convirtiéndose en aliados de aquellos negocios que buscan diferenciarse en ese mar de promociones y descuentos, y juntos potencializar los beneficios de la iniciativa comercial que busca impulsar el consumo interno.

Durante los cuatro días que comprende el programa que enfatiza promociones y descuentos tanto en pago en efectivo como con tarjetas de crédito o débito, se genera mayor tráfico de consumidores a los miles de comercios que participan a nivel nacional, este año se estima fueron entre 35 y 50 mil comercios, y es a través de la creatividad y una adecuada estrategia de comunicación como estos negocios pueden diferenciarse y capturar a su público objetivo.

“En Burson-Marsteller consideramos el Buen Fin como una oportunidad para ayudar a las empresas con las que trabajamos a posicionar su marca o servicio, capitalizando la fecha con información de valor -como tips o consejos- que le sirvan al consumidor a tomar mejores decisiones y aprovecharlo óptimamente.

Cuando se trata de la divulgación de sus promociones o precios especiales, el impacto es menor debido al reducido valor noticioso y a la gran cantidad de firmas tratando de divulgar información similar”, comentó Adriana Valladares, Presidenta y Directora General de Burson-Marsteller México.

El pasado fin de semana se llevó a cabo la 5ª edición de El Buen Fin con la expectativa de alcanzar ventas totales por 207 mil 275 millones de pesos, monto 5 por ciento superior al año anterior, según datos difundidos por Condusef en días previos a su realización.

“Como otras iniciativas de promoción, es una buena oportunidad para fortalecer las relaciones entre empresas, marcas de consumo o servicios y sus públicos objetivo. Alrededor del fin de semana de rebajas, se pueden desarrollar iniciativas de posicionamiento de marca o producto, reforzar programas de lealtad, promover destinos turísticos entre otras cosas”, explicó Martha Mejía, socia fundadora y directora general de Zimat Consultores.

Destacó que al ser una fecha esperada por los consumidores, se genera un tráfico natural hacia el punto de venta, “pero implica gran creatividad y una estrategia efectiva de comunicación para ganar la atención y preferencia del público. En Zimat hemos enfocado esfuerzos en trabajar con nuestros clientes para desarrollar estrategias integrales de comunicación a través de canales de comunicación tradicionales y digitales que les permitan diferenciarse de sus competidores y conectar con sus audiencias”, dijo.

Implica gran creatividad y una estrategia efectiva de comunicación para ganar la atención del público

A través del Zimat Media Lab, la central de inteligencia de la agencia, sus clientes pueden escuchar e interactuar con sus audiencias en tiempo real, así como a conocer sus expectativas, necesidades y dudas para generar contenidos relevantes y ofrecer una mejor experiencia de marca.

Todas las actividades de relaciones públicas deben reflejar las metas y objetivos de negocio. Las actividades de comunicación corporativa y de relaciones públicas deben centrarse estratégicamente en los resultados de negocio. Una meta es algo que se quiere al final de una campaña.

Un objetivo es un resultado medible que conduce a la realización de una meta, señala el estudio “Evaluando la Eficacia en Relaciones Públicas: Hacia el establecimiento de Estándares de Rendimiento de Campañas”, publicado en el PR Journal de la Public Relations Society of America.

Expone que una campaña de relaciones públicas abarca tres fases: desarrollo, refinamiento, permite cambios estratégicos en la planificación o cambios tácticos y evaluación, que se produce al final de la campaña.