Power Tools

CEOs: Se vale la intuición, no los experimentos

Directivos empresariales coinciden en que la visión a largo plazo, experiencia en el sector, confianza, gente apropiada y saber escuchar, son elementos fundamentales que componen ese “sexto sentido” en los negocios.
Axel Sánchez
26 marzo 2014 23:32 Última actualización 27 marzo 2014 17:10
CEOs.

Es importante poner atención a las “corazonadas". (El Financiero)

Para responder las expectativas tanto de inversionistas como de los trabajadores, se vale usar la intuición, pero no caer en la experimentación, coinciden altos directivos. Visión a largo plazo, experiencia en el sector donde participa, confianza, la gente apropiada y saber escuchar son cinco elementos clave que componen ese “sexto sentido”.

“Empecé a darme cuenta de que la comprensión intuitiva fue más significativa que el pensamiento abstracto… La intuición es una cosa muy poderosa, más que el intelecto, en mi opinión”, señaló Steve Jobs en su biografía.

Esa corazonada de que algo anda bien o mal es desarrollada por la experiencia en situaciones laborales y personales muy específicas y repetidas, considera Manuel Valencia, director de los programas académicos de la Licenciatura en Negocios Internacionales y Bachelor in International Bussiness (BIB) del Tecnológico de Monterrey.

“La intuición se refuerza no sólo con responsabilidades laborales, sino con una serie de aciertos y errores de la vida misma; no es cuestión de edad o de experimentar”, explicó.

MIRAR A FUTURO
En ninguna decisión se puede dejar afuera el respaldo de los datos duros, pero es importante poner atención a las “corazonadas” con una visión a largo plazo que permita fijar objetivos para la compañía, considera Guillermo Prieto Treviño, miembro del consejo de administración de Actinver.

“Por más números que tenga uno, sin intuición con visión clara de lo que se quiere es muy difícil trabajarla. El empresario debe tener un objetivo claro”, expresó quien se desempeñó como presidente de la Bolsa Mexicana de Valores por ocho años y ahora presidente de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA).

EXPERIENCIA
Benjamín Centurión, director general de Dacomsa, subsidiaria de Grupo KUO, señaló que a veces cuando los números no dicen más, la experiencia en el sector es la que muestra el camino. Muchos nuevos productos que se lanzan al mercado se desarrollan a partir de información parcial y la experiencia generada por muchos años de trabajo y eso los ha ayudado a posicionarse, agregó.

“La intuición y las decisiones basadas en estudios deben estar acompañadas, porque la intuición se basa en toda la experiencia que tiene una persona en un sector, lo cual es fundamental si diriges una empresa dentro de ese panorama”, dijo.

EL EQUIPO ADECUADO
Carlos Blanco, director general de Industrias Cazel, firma proveedora de empresas como Chrysler, Volks-wagen y Nissan, comentó que es necesario rodearse de la gente adecuada, lo cual ayuda a unificar ideas y empujar a la compañía.

“Nosotros tuvimos un problema muy fuerte en 2008, éramos parte de un grupo americano que llegó a la bancarrota. Se fue al capítulo 11 y después se dio al proceso de venta porque no se podía rescatar a la compañía, en mi intuición supe que podría comprar la compañía y salvar los 500 empleos que generaba, y eso lo logré con el apoyo de todos los clientes e inversionistas que confiaron en nuestra capacidad”, recordó.

CON OÍDOS ABIERTOS
Saber escuchar es una de las cualidades de una buena intuición, donde el desarrollo de los proyectos depende de detectar lo que es bueno o malo; es una sensación que va más allá de los números y son necesarias otras visiones, indicó Miguel Ángel García, director general de Federal Mogul.

“Cuando te presentan un proyecto a veces puede sonar muy bien, pero se tiene que saber escuchar sobre qué trata y por qué otros no lo han intentado, y eso también se logra con el consejo”.

CORAJE
Richard Branson, fundador de la firma Virgin, ha señalado en su columna, publicada en todo el mundo, que la intuición es la visión que tenemos sobre lo que es mejor para la empresa sin necesidad de un frío número; sin embargo, contar con parámetros de lo que podemos hacer es importante para no experimentar.

“Se debe tener el coraje de seguir adelante con un proyecto si realmente crees que vale la pena perseguir. Todos tenemos un sentido intuitivo de lo que es mejor. Esta perspectiva nunca me ha decepcionado”, explica el escritor y consejero de emprendedores en todo el mundo en su texto publicado el 7 de diciembre de 2010.