Power Tools
marketing y publicidad

Campañas para tu Santa o Grinch interno

01 diciembre 2014 19:27 Última actualización 02 diciembre 2014 5:0
Ilustración: Sabina Iglesias

Ilustración: Sabina Iglesias

Ya está aquí esa mágica época en la que marcas y almacenes luchan por ganar tu dinero.

Y una de sus mejores armas para que los selecciones en tu lista de regalos navideños es la publicidad, por ello creativos del todo mundo sacan la artillería pesada y generan algunos de los anuncios más atractivos y originales del año.

Como “Sorry I Spent it on Myself”, una iniciativa de 2013 de los almacenes británicos de lujo Harvey Nichols, que sacó a relucir el Grinch que muchos llevan dentro.

Bajo el eslogan “Algo pequeño para ellos y algo grande para ti” diseñaron una serie de regalos baratos para los seres queridos de sus consumidores como clips, palillos de madera y pasta de dientes, envueltos en elegantes paquetes blancos con letras rojas y anunciados en spots televisivos como si se tratasen de artículos de lujo. En tres días, los clientes compraron los 20 mil regalos baratos de la colección e inundaron las redes con reacciones y comentarios.

Esta iniciativa fue reconocida en diversos festivales durante este año como Cannes, donde sumó cinco estatuillas incluido un Grand Prix, los Epica Awards, London International Awards, The One Show y los Advertising Creative Circle Awards, entre otros.


Por otra parte, el comercial reconocido como el más destacado en los premios Emmy 2014 fue “Misunderstood”, el cual muestra a un joven aparentemente antisocial completamente concentrado en su iPhone 5S mientras su familia disfruta de las fiestas decembrinas. Sin embargo, la historia da un emotivo giro cuando se ve que lo que realmente está haciendo el adolescente es capturar todos los momentos que pasan juntos para sorprenderlos con un video familiar.


La aerolínea canadiense WestJet le ha dado una ayudadita a Santa. En 2013, colocó pantallas en diversos aeropuertos en los que la gente podía escanear su boleto y tener un chat virtual con un Santa vestido de azul (el color de la aerolínea), en el cual compartían qué querían de regalo. Al llegar a su destino, del carrusel de equipaje en lugar de las maletas aparecieron los obsequios deseados, desde calcetines y boxers hasta pantallas de televisión y tabletas. Los videos en YouTube con esta historia sumaron 35 millones de reproducciones.


Este año, el “milagro” lo llevó a una comunidad de bajos recursos de República Dominicana, donde instaló pantallas para que los residentes platicaran con Santa, quien cumplió nuevamente con la lista de presentes, incluido un caballo; para completar la experiencia colocó nieve artificial en el pueblo costero e instaló un parque con juegos.


Para quienes no creen, Coca-Cola lanzó en 2012 una campaña global en 100 países elaborada por McCann Madrid en la cual una marioneta gigante de Santa, creada por el escultor checo Martin Pec, recorre “una ciudad cualquiera” el 24 de diciembre. En el anuncio televisivo, el muñeco de ocho metros de altura es manipulado por los residentes, lo cual, según la agencia, muestra que “cuando la gente se une en el espíritu de la Navidad, algo mágico puede pasar”.


“ilustracion