Urgen a terminar con las herencias negativas del IFE
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Urgen a terminar con las herencias negativas del IFE

COMPARTIR

···
Política

Urgen a terminar con las herencias negativas del IFE

Córdova Vianello propone coordinación entre instituciones a cambio de desterrar centralización e intromisión; la confianza es la base de la legitimidad de los comicios, dice en foro académico.

Víctor Chávez
24/06/2014

CIUDAD DE MÉXICO. Las instituciones electorales del país no cuentan con la mínima confianza de los ciudadanos, admitió el presidente del nuevo INE, Lorenzo Córdova Vianello, por lo que llamó a los partidos políticos a terminar con las herencias negativas del IFE.

Por ello pidió que la reforma constitucional en materia política-electoral, que busca estandarizar los procesos y criterios electorales a nivel nacional, “no se debe traducir en centralización o intromisión, sino en coordinación entre instituciones”.

“Me resulta impensable que un árbitro electoral que es desconfiable para los ciudadanos pueda organizar elecciones que generen confianza entre los propios ciudadanos; y elecciones no confiables son base imposible para la legitimidad de los poderes constituidos resultantes de esa elección”, advirtió.

,,

Planteó que “se requiere un cambio en la cultura política del país, ya que los ciudadanos desconfían del propio régimen democrático, además de las instituciones electorales”.

Por ello “recuperar la confianza de la ciudadanía en el órgano electoral es un proceso vital para la estabilidad política del país”.

La confianza en las instituciones electorales –reiteró- “es la base de la legitimidad de los comicios que organizan”, sostuvo el consejero presidente del Instituto Nacional Electoral, al participar en la inauguración del diplomado “Análisis político y reforma política en México”, que organiza la Comisión de Puntos Constitucionales en la Cámara de Diputados.

Córdova Vianello señaló que la confianza nace del estricto apego a la legalidad y de explicar la razón de ser de las decisiones que se toman.
Indicó que debe ser tarea de todas las instancias del gobierno “promover un cambio a largo plazo de la cultura política en el país y construir una auténtica política de Estado en materia de educación cívica”.

Manifestó que los desafíos del nuevo organismo electoral son “generar confiabilidad en la ciudadanía, a partir de la experiencia acumulada por el Instituto Federal Electoral (IFE), y lograr revertir aquellas herencias negativas, así como determinar la forma en que se fiscalizarán las campañas y gastos electorales”.

Otros retos serán –añadió- “desarrollar una auténtica vocación pedagógica”, adecuar la reglamentación en materia electoral antes de que inicie el proceso electoral de 2015, en octubre próximo, determinar la integración de los organismos electorales locales que garanticen mejor el adecuado desarrollo de los comicios en los estados.

El funcionario electoral puntualizó que otro gran desafío será “hacer todas las adecuaciones necesarias sin que se dispare el presupuesto del organismo electoral, para, sobre todo, poder demostrar que el nuevo sistema electoral opera bien y que la reforma que se efectuó en la materia lo consolida”.

La primera prueba del organismo que sustituyó al IFE serán los comicios en Nayarit y Cohauila que se realizarán bajo la normatividad anterior a las reformas.