Regulación, deficiente desde privatización: Lozano
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Regulación, deficiente desde privatización: Lozano

COMPARTIR

···
Política

Regulación, deficiente desde privatización: Lozano

El senador panista Javier Lozano, aseveró que "es el colmo del cinismo que Salinas diga que no tuvo nada que ver con el monopolio de Telmex... Viene a defender su causa justo cuando se está anunciando la exoneración de su hermano Raúl".

Jesús Sánchez
17/12/2014
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

CIUDAD DE MÉXICO. En el estilo personal de culpar a los demás y no reconocer la responsabilidad que le toca, el expresidente Carlos Salinas de Gortari no dice que buena parte de las razones que permitieron que Teléfonos de México se convirtiera en monopolio fueron propiciadas por él mismo.

En conversaciones con El Financiero, senadores de la República y diputados federales coinciden en que las deficiencias en la regulación –pues una ley de 1930 fue la que amparó el proceso–, anularon las posibilidades de la competencia en el sector de la telefonía y dieron paso al monopolio.

Javier Lozano Alarcón, senador de la República, advierte que “no se vale que 25 años después Carlos Salinas de Gortari venga a decir les entregué bien el niño y luego se volvió mal educado”.

,,

El expresidente publicó en las páginas de El Financiero un artículo en dos partes titulado Telmex, una privatización exitosa que terminó cuestionada.

Y Lozano Alarcón puntualiza: “No nos debe sorprender que Carlos Salinas le eche la culpa a todos y a todo menos a su propio trabajo”.

Y subraya: “me parece el colmo del cinismo que después de 25 años venga a decir, que Telmex es un monopolio en telefonía local y móvil y que da mal servicio y que es abusivo y que no tuvo nada que ver”.

Explica que para el exjefe del Ejecutivo, la privatización fue una maravilla dentro de lo que él llamó liberalismo social y por “su fobia a Ernesto Zedillo” dice ahora que el neoliberalismo es causante de todos los males.

Lozano dice que desde el punto de vista técnico coincide en que una privatización no basta para crear un monopolio, como tampoco una ley basta para permitirlo, todo depende de la buena implementación para que cumpla su cometido.

Y enfatiza que la regulación debió haber venido desde la misma privatización.

El legislador panista apunta que la privatización se puede cuestionar desde tres aspectos:

* No se separó a Telmex en varias unidades de negocio o al menos en dos para no privatizar todo el monopolio del Estado.

* Faltó una regulación adecuada que acompañara el proceso de apertura.

El título de concesión en sí mismo es una regulación asimétrica; es una regulación para la empresa que acabas de privatizar pero no basta pues debieron ponerse reglas claras para que otras pudieran participar.

Apuntó que en 1995 el Congreso hizo la Ley Federal de Telecomunicaciones y cuando se privatiza a Teléfonos se hizo con una ley de 1930. “Ustedes dirán qué tipo de regulación existió para la privatización”.

Otro punto fue la poca transparencia porque por más que digan que fue ejemplar los demás participantes aducen que el proceso estuvo totalmente dirigido para el grupo ganador.

Salinas no dio posibilidad a la competencia y eso se reflejó en las tarifas locales y de larga distancia. Por eso nadie le entró porque se castigó muy duro a la competencia, indicó Lozano.

Y apuntó: El diseño mismo hizo que no hubiera competencia en siete años.

LO QUE NO DICE SALINAS

En su conversación con El Financiero Lozano insiste en que “lo que tampoco dice Salinas es que después de la privatización Telmex tuvo apoyos fiscales para emprender el vuelo y que pagamos todos los mexicanos”.

Por ello admitió que el primer omiso fue Carlos Salinas porque no hay una ley al momento de la privatización ni reglas claras para la competencia.

Porque además permitió la relación asimética para Telmex en el ámbito judicial. “Se tenía un problema que se vino a resolver hasta ahorita con la reforma que ya prohíbe la suspensión o amparo en el acto reclamado”.

Y no deja pasar que “lo primero que destila Salinas es el rencor que le tiene a Ernesto Zedillo y que nada tiene que ver con la regulación en materia de telecomunicaciones... es una venganza política personal.
“Esconde su enorme odio al presidente Zedillo, presidente que por cierto puede caminar con absoluta tranquilidad por las calles del país sin que nadie lo esté juzgando por deshonesto”.

Y concluye: “Y mira en qué momento viene a defender su causa justo cuando se está anunciando la exoneración de su hermano.”

EL NUEVO MONOPOLIO

A la distancia Lozano advierte que la nueva legislación viene a corregir mucho de lo que se hizo hace 25 años pero que la preocupación es que a los legisladores “se nos pasó la mano”, al dar autonomía a un organismo que está interpretando la ley a capricho y beneficiando al mismo monopolio, ahora llamado preponderante. El órgano autónomo hace lo que le da la gana.

,